Colonia. 40 días de paro municipal. “Estoy cansado de los puteríos” reaccionó el intendente

26/07/2017 | Revista Norte

COLONIA SANTA ROSA (ORAN, SALTA).

Paro, cortes de ruta y toma del edificio municipal con casi 40 días de conflicto entre los trabajadores municipales y el intendente de la ciudad norteña. Recién aparece el gobierno provincial.

REVISTA NORTE

Trabajadores de la municipalidad norteña de Colonia Santa Rosa llevan casi 40 días de paro y hace dos días decidieron la toma del edificio municipal por reclamos laborales. La protesta que se inició el 19 de junio, es acompañada por el 97% de los trabajadores; pero el diálogo y la negociación con el intendente se cortó mientras la ausencia de los legisladores provinciales por el departamento fue notoria según denuncian los manifestantes.

Ayer tenían previsto reunirse con el gobierno provincial en la ciudad de Aguas Blancas, donde los principales funcionarios de Salta llegaron para abordar temas locales.

Según Ricardo Castellanos, dirigente Municipal, el día lunes pasado habían logrado un acuerdo y estaba previsto la firma de un convenio para destrabar el conflicto. Pero a las 19:30 horas, cuando estaba prevista la rúbrica, el intendente faltó dejando en la nada el acuerdo. Eso originó que los trabajadores salieran a cortar la ruta.
Los dos puntos que traban hoy el conflicto son: el descuento de los días de paro y el famoso “traslado de personal” por el cual se designan a trabajadores en otros puestos, lo que es considerado como herramienta de persecución laboral.
Por otro lado, la versión de que el municipio paga sueldos de 57 mil pesos a un grupo de contadores habría tomado fuerza entre los trabajadores lo que aumentó la indignación contra Jorge Guerra.
Por su parte el intendente de Colonia Santa Rosa, Jorge Guerra, tuvo ayer durísismos términos. “Estoy cansado de los puteríos”, dijo y acusó “Esto es por caprichos gremiales” ya que el municipio ya habría pagado sueldos y aguinaldos según el intendente.
El Jefe de Gabinete Carlos Parodi sería el encargado de acercar a las partes para que retomen las negociaciones, según acordó con el intendente Guerra quien se escuda en los bajos impuestos que cobra el municipio. Según Guerra la municipalidad tiene un bajísimo porcentaje de recaudación que ronda el 22%, lo que se ve agravado por los bajos montos que están entre los 28 y los 32 pesos mensuales. Este sería uno de los graves problemas del municipio que destina la totalidad de sus recaudaciones municipales al pago de sueldos, explicó el intendente.

Los trabajadores reclaman reajustes de sueldos por la situación económica e inflacionaria que dejaron sus ingresos tremendamente devaluados, pero el intendente no encuentra respuestas y el diálogo se cortó, lo que endureció el conflicto.

Hasta ahora no se conocen avances de la gestión provincial.-

REVISTA NORTE

CANDIDATO A CONCEJAL POR ORAN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum one link per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.