Contradicciones político-sistémicas que estallan en Salta

07/02/2018 | Revista Norte

DONDE ESTUVISTE JUAN MANUEL?

El 9 de Diciembre pasado el Gobernador Urtubey cumplió 10 años al frente del Ejecutivo Provincial. Y el azúcar se le volvió amargo. La situación embarazosa de los Ingenios le estalló en la cara a Urtubey. Primero el cierre del Ingenio San Isidro en Campo Santo con más de 700 trabajadores en la calle. Le siguió la nueva y reiterada crisis laboral en El Tabacal con 181 despidos este año.

Por Nolverto Guerra para Revista Norte

Nadie se explica cómo un Gobernador no está informado de las razones, ficticias o reales, que hoy argumentan estas patronales despidiendo personal. Son dos importantes proveedoras de fuentes de trabajo genuino, como les gusta repetir en sus propuestas electorales.

El mismo hermano del Gobernador, José Urtubey, ligado a la Unión Industrial Argentina donde fue Vicepresidente y hoy Vocal. ¿Nunca le habló a su hermano Juan Manuel de las vicisitudes de estas dos empresas?. El tantas veces Ministro oranense, hoy titular del Consejo Económico y Social del Gobierno de Salta –Julio Cesar Loutaif- a quien a su vez se sindica como cabeza del estudio contable ligado a Tabacal. El mismísimo intendente de Orán ligado con su estudio jurídico a la multinacional, junto a su hijo el Diputado beneficiado alguna vez con una beca en Estados Unidos por la empresa agroindustrial… en todos estos años de despidos y violentos conflictos protagonizados hasta por las fuerzas policiales contra los trabajadores sindicalizados; ¿nunca pudieron hacer entender al gobernador sobre la grave problemática socioeconómica en los pequeños pueblos?

Por qué la reacción tardía del gobernador frente a la constante privación a cientos de familias durante sus tan largos diez años de gestión.

Justo el día en que Urtubey iba a subirse al avión presidencial para que lo lleven a Rusia, Francia y Davos; se anuncia el cierre del Ingenio San Isidro. Presuroso, aunque tardíamente, el gobernador divulgó que se bajaba de la gira destinada a atraer inversiones externas. Para eso sí fue rápido. La lectura fácil lo dejaría al descubierto: ir en busca de inversores extranjeros cuando le declaran crisis y cierres los que ya están instalados, era `too much´.

El escándalo del cierre del San Isidro llegó a los medios nacionales y la imágen de Urtubey plantando a Macri no podía quedarse atrás. Quedó como un santo y ahí nomás difundió que viajaba hasta Perú, a la sede del Grupo Gloria, para empaparse de la situación del San Isidro.

Pocos días después, Tabacal anuncia los 181 despidos. A apenas 280 kilómetros el gobernador no se pudo llegar, como no lo hizo en estos últimos 10 años de conflicto laboral en la Ruta 50. Así que ahí estaban concejales y diputados de la zona `viendo con agrado´ la intervención de Urtubey a favor de los trabajadores.

La respuesta peruana habría sido contundente: Cerramos, insistieron. Incomprensible es pensar que el Gobierno salteño desconocía las causas que alentaran a los peruanos a cerrar esta importante empresa azucarera. Muchos sospechan que se prepara el terreno para que San Isidro sea vendido a precio vil. El Grupo Gloria no es improvisado. Su expansión americanista lo avala. Pero también en Argentina hay grupos solventes pescadores de rio revuelto.

Por el lado de El Tabacal, los del País del Norte están enojadísimos que se los considere igual al Grupo Gloria. En un duro comunicado se despegan de esta imágen y sostienen que su reducción de personal responde a diagrama anual previo y que ellos cumplen con todas las disposiciones legales laborales. Pagan lo que hay que pagar y se bancan si hay pérdidas. No dicen hasta cuándo. Todavía reniegan del Gobierno Provincial. Estiman que la actividad azucarera no goza de la atención gubernativa que, a su criterio, merece más mientras reivindican su condición de “importante empleador”.

Los gobiernos, tanto Nacional como Provincial, cuentan con toda la info respecto al desenvolvimiento de las principales empresas del país. De una que cierra y se va, a otra que exhibe su desequilibrio financiero, alguna señal de alarma deben haber auscultado en esos gobiernos. 

Ambas de capitales extranjeros. Muy mala señal para invitar a invertir en el País. 

Una vez más, y cruelmente, queda al desnudo la desidia y poca contracción del gobierno de Juan Manuel Urtubey. Lo grave es que, lejos de mostrarse apto para conducir los destinos de Argentina, día a día aflora la fragilidad de su solvencia y dedicación. No alcanza con agigantar las “pautas” para silenciar el enojo social y las falencias. No aprietes, sale pus!

Hoy los dirigentes gremiales tienen un grave desafío: cómo preservar las fuentes laborales o cómo auxiliar a los que perdieron sus salarios. El Gremio, por su concepción humanista, debe agotar todos sus recursos para acompañar a sus afiliados.

De las autoridades locales, tanto de Campo Santo como de Hipólito Yrigoyen, se espera que cierren filas junto a sus vecinos. Es el imperativo de la hora.-

REVISTA NORTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum one link per comment. Do not use BBCode.