El 48% de la gente sufrió o fue testigo de algún acto discriminatorio hacia mujeres en el trabajo

18/09/2017 | Revista Norte

Casi la mitad de las personas en el país sufrió o fue testigo de algún acto de discriminación contra las mujeres. La maternidad y los estereotipos, los factores que más influyen en el desarrollo profesional de la mujer.

Casi la mitad de los argentinos (48%) sufrió o fue testigo de algún acto de discriminación hacia mujeres, según arrojó un estudio realizado por la consultora privada Adecco sobre la situación actual de la mujer en el ámbito laboral.

Las cifras son elevadas pese a que se registra un gran consenso sobre el decrecimiento de este flagelo en los últimos 15 años. Un 54% se manifestó en ese sentido, mientras que otro 32 por ciento opina que sólo un poco. Para el 5% de los encuestados por se ha mantenido estable y para el 3 no ha mejorado. Sólo el 1 por ciento cree que empeoró el rol de la mujer.

Al consultarles cuánto consideran que influyen algunos factores en el desarrollo profesional de la mujer, la maternidad y los estereotipos fueron los más escogidos, además de los roles gerenciales que mayormente son ocupados por hombres, las políticas de las empresas y la falta de seguridad para con las mujeres.

Asimismo, el estudio indagó sobre la diversidad en los espacios de trabajo y halló que el 83 por ciento respondió que trabajan en lugares mixtos, en tanto que el 17% tiene solo compañeros hombres.

Siete de cada 10 encuestados siente que se valora de igual forma a las mujeres y a los hombres, y el 72% cree que las mujeres aportan una visión diferente para la resolución de problemas en el trabajo.

Un 23 por ciento respondió que no consideran que haya igualdad laboral entre hombres y mujeres. Los motivos más relevantes seleccionados por los encuestados son los siguientes: el 42% afirmó que es por el mito de que las mujeres están menos calificadas que los hombres para realizar un trabajo. Otro 33% cree que la opinión de las mujeres es menos valorada y el 32 por ciento plantea el tema de la maternidad y la dificultad para conciliar la vida familiar y laboral.

Asimismo, un 30% cree que es porque cobran menos sueldo, el 24 porque las mujeres no ocupan puestos gerenciales y el 12 porque son víctimas de acoso.

Profundizando sobre esta problemática, el relevamiento de Addeco recogió opiniones respecto al upo femenino en el trabajo. Para el 47 por ciento, se trata de una buena medida para favorecer la igualdad, mientras que un porcentaje similar opina que no es una solución para el tema.

Por último, se les propuso a los encuestados indicar el género que les parece más adecuado para realizar algunas actividades y, en gran medida, prefirieron a los hombres para las actividades que requieren más fuerza física -como construir una casa, arreglar autos o temas de electricidad en el hogar-, y también para actividades que son culturalmente “típicas” de los hombres, como manejar un colectivo o arbitrar un partido de fútbol.-

 

Info Gremiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum one link per comment. Do not use BBCode.