El gobierno sigue sin dar respuestas a los científicos precarizados

15/05/2017 | Revista Norte

A pesar de los anuncios, no hubo propuesta formal para los 400 investigadores del CONICET cuyo contrato vence a fin de año.

El Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación anunció en su portal un supuesto acuerdo con universidades públicas para absorber 410 cargos de investigadores del CONICET cuyo contrato vence a fin de año. Son los 410 becarios que fueron reincorporados en diciembre de 2016, de un total de 490 cuyos contratos habían sido interrumpidos. La continuidad laboral se logró mediante un vínculo temporal precario que debía ser formalizado durante el año en una mesa de negociación.

A pesar del anuncio conjunto del Ministerio que conduce Lino Barañao y la cartera educativa, en la reunión de la mesa del 11 de mayo -que había sido acordada en diciembre y que se realizó en el Polo Científico Tecnológico de Palermo- no hubo ningún ofrecimiento firme, ninguna propuesta formal y ninguna seguridad sobre la situación de los 500 cargos en riesgo.

Cinthia Wanschelbaum, de Científicos y Universitarios Autoconvocados, confirma a Canal Abierto el fracaso del encuentro entre los trabajadores y las autoridades: “No hubo ninguna propuesta por escrito, sino que fueron sólo expresiones de intenciones. Luego de la reunión, anunciaron que finalmente ofrecieron esos 410 cargos, pero es mentira, nunca estuvieron, no hay nada concreto. Con lo cual están faltando a la verdad y también respecto de la mesa de negociación, porque no están cumpliendo con el acta acuerdo que suscribimos”.

La docente universitaria además explicó que se torna imposible suponer que la solución llegará mediante un acuerdo como el que difundieron el Ministerio, la agencia Telam y el Diario Clarín, considerando que dependería de una partida incluida en el Presupuesto Nacional 2018, que para el año en curso sólo tuvo un severo ajuste sobre los recursos para ciencia y universidades.

En la reunión anterior, las autoridades del Ministerio de Ciencia reconocieron que no contaban con los fondos para garantizar la reinserción de todos los investigadores.

Por otro lado, según la información que llegó hasta los investigadores, los nuevos puestos de trabajo anunciados esta semana estarían 6 mil pesos por debajo del salario del CONICET y no tendrían garantizada la estabilidad laboral.

Por su parte, Flavio Sives, delegado de ATE-CONICET, explicó que aunque se concretara el acuerdo entre los ministerios, las condiciones propuestas no son equiparables: “Se trata de un aparente acuerdo para la creación de 410 cargos de Jefe de Trabajo Práctico. No cumple con el punto 3 del reclamo que habla de “equivalencias” a un cargo de CONICET, que es de planta, y que es para investigar no para hacer docencia. Y además contempla la posibilidad de tener becarios, un jefe de trabajos prácticos difícilmente pueda tener becarios. Por otro lado, sería un cargo por 2 o 3 años dependiendo de que la universidad lo acepte, y encima en el caso de la UBA ni siquiera está aceptando el Convenio Colectivo de Trabajo de los docentes universitarios”.

Sives además aclara que “al CONICET lo siguen excluyendo como posible receptor de los investigadores”, que era el organismo “que inicialmente había convocado a pasar a planta permanente a los trabajadores. “Evidentemente lo que están tratando de hacer es tirar la pelota para adelante dos años y que se hagan cargo las universidades, en peores condiciones laborales y salariales”, afirma.

Los trabajadores, docentes y becarios en conflicto, los gremios y las agrupaciones estudiantiles que apoyan el reclamo, participarán de la Marcha Federal por la Educación y la Ciencia que se realizará este martes 16 de mayo desde las 17.00, desde el Congreso hasta la Plaza de Mayo y pasará por el Palacio Pizzurno en el barrio porteño de Recoleta.-

 

Canal Abierto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum one link per comment. Do not use BBCode.