“La calesita de endeudamiento perpetuo siempre termina mal”

14/05/2018 | Revista Norte

El secretario de Estudios, Estadística e Investigación de la Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadores Estatales (CLATE) advirtió que negociar préstamos con el Fondo Monetario Internacional (FMI) derivará “en un retraimiento de la actividad económica y más ajuste sobre los sectores populares”.

Por Mario Vázquez / CLATE

Mauricio Macri anunció en un mensaje televisivo grabado que acudirá a un rescate financiero del FMI. Hacía 13 años que el país había roto amarras con el organismo cuando el entonces presidente Néstor Kirchner decidió cancelar toda la deuda con el Fondo Monetario con reservas del Banco Central.

La decisión del gobierno de Cambiemos se produjo tras reducir el gasto público en casi un punto del PBI, subir las tasas del Banco Central hasta el 40 por ciento, ratificar la insólita meta inflacionaria del 15 por ciento (la mayoría de los especialistas la ubican para fines de 2018 en torno a los 25 puntos) y dilapidar un promedio de 8000 millones de dólares de reservas para contener al dólar. Sin embargo, la divisa estadounidense sigue oscilando los 23 pesos. Cabe recordar que en el presupuesto nacional el equipo económico ubicó a la divisa extranjera en un techo de 21,90 para el año 2021.

“De cada diez dólares que tiene la Argentina solo seis son genuinos, los otros cuatro se consiguen mediante la especulación o la deuda, lo que hace que nuestro país tenga poca capacidad de repago y confianza en el mundo financiero”, señala Horacio Fernández en diálogo con el portal web de CLATE.

El secretario de Estudios, Estadística e Investigación de la Confederación Latinoamericana y el Caribe de Trabajadores Estatales (CLATE) criticó la decisión oficial de acudir al FMI: “Sabemos que si la política macrista sigue manteniendo el desfinanciamiento del Estado se profundizará el período de ajuste constante que traerá como consecuencia la retracción de la economía y menor consumo, es por eso que el pueblo protesta en las calles ante el saqueo a su bolsillo”, detalló Fernández y agregó: “Se trata de un círculo vicioso en el que siempre necesitás pedir más y cuanto más pedís más ajuste exigirá el prestamista”.

El dirigente estatal calificó a este sistema de endeudamiento como “una calesita sin pausa que siempre termina mal” y cuyas consecuencias “recaen en los sectores populares”.

También afirmó que la Argentina se dirige a un “período de estanflación”, una palabra compuesta a partir de los términos estancamiento e inflación.

Hay un dicho popular que afirma que “locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”. Horacio Fernández recuerda que “estas recetas se aplicaron durante la última dictadura cívico-militar, en la década neoliberal de 1990, en la eclosión de 2001 y tuvieron consecuencias nefastas” porque se trata “de ajustes de manual con brutal endeudamiento que recae siempre sobre las espaldas de los sectores populares”.

“El Fondo no presta gratis —remarcó Fernández— siempre pone condiciones, quita derechos de los trabajadores, recorta salarios y poda jubilaciones; recordemos que en 2012 Christine Lagarde, la actual titular del FMI, dijo sin ponerse colorada que `los ancianos viven demasiado y son un riesgo para la economía global´”.

El especialista recordó que en 2009 la crisis especulativa de las hipotecas en los Estados Unidos cruzó el océano y golpeó a los países más vulnerables de la Unión Europea: “El FMI exigió recortes de extrema crueldad a Portugal, Irlanda, pero especialmente a Grecia, en este último caso con la complicidad del Banco Central Europeo y la Comisión Europea; no tuvieron reparos en empujar a Grecia al precipicio”, subrayó.

En 2016, un informe de la Oficina de Evaluación Independiente del FMI reveló que las autoridades del organismo, entre ellas su máxima cabeza Christine Lagarde, sacrificó a Grecia para salvar al euro y a los bancos europeos.

¿Cuál será el precio para sacrificar a la Argentina?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum one link per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.