La justicia decretó la quiebra de Urtubey. Emitió cientos de cheques sin fondos

20/10/2017 | Revista Norte

EL HERMANO “TOP” DEL GOBERNADOR FUNDIO LA EMPRESA

Antes, acometió varios ilícitos perjudicando a proveedores y empleados. La noticia impactó en medios nacionales.

REVISTA NORTE

 

A la noticia la difundió hoy el portal Visión Nacional, publicando la imágen del Edicto Judicial correspondiente.

Alejandro Urtubey es dueño de la empresa Top Rice, de la cual es accionistas mayoritarios además de ser su presidente.

“El Top Race tiene 21 pedidos de quiebra”, contaba esta Revista en 2013. “La estrategia de Urtubey fue hábil: cambió la razón social de la empresa: hasta junio del año pasado era TRV6 S.A.; desde julio es Top Race V6. Eso quiere decir que los que habían realizado contratos con TRV6 tienen unas chances mínimas y erróneas de cobrar esa plata”.

 

La plata no alcanza: Al hermano del Gobernador Urtubey le decretaron la quiebra

Visión Nacional

El juzgado comercial en primera instancia de la CABA le decreto la quiebra al hermano del gobernador Urtubey. Según comunico la justicia al empresario Alejandro Antonio Urtubey le decretaron la quiebra como resultando del proceso que iniciara el 10 de junio del 2013 donde solicito el concurso preventivo por cesación de pagos.

Los acreedores que se hayan presentado como reclamantes de deudas después de iniciado el proceso deberán presentarse al juzgado hasta el 27 de octubre con los correspondientes títulos para efectuar los reclamos correspondientes.

Personaje controvertido Don Alejandro Urtubey

La empresa que organiza el Top Race, a cargo de Alejandro Urtubey, emitió 174 cheques sin fondo, que debían cubrir pagos por más de 11 millones de pesos. Información del Banco Central indicó que en diciembre de 2011 TRV6 SOCIEDAD ANONIMA presentó 90 cheques sin fondo y que, hasta el primer semestre del año pasado, hubo otros 174 cheques que rebotaron. “Según el resumen de cheques rechazados en cuentas de personas jurídicas del Banco Central de la Nación, sólo se abonaron, con posterioridad, $ 4.693.299, de los $ 11.601.709”, señalamos.

Mucha plata sólo podía ser necesaria para sostener un equipo de lujo y justamente el de Alejandro Urtubey tuvo los mejores corredores: Juan María Traverso, Edgardo Lavari, Poppy Velata y la modelo Delfina Frers. El Urtu Team contaba además con 10 autos en su flota y cuyo mantenimiento, en 2003, era de unos 6 millones por año.

El año pasado el rumor de quiebra del Top Race se escuchó fuerte. Pero apareció plata. Una extraña coincidencia muestra que Nitralco S.A. comienza su desgracia junto con el repunte económico de la otra empresa de Urtubey. Quizá sea una casualidad. Es verdad que Nitralco ya había auspiciado una vez a un auto de carrera; pero no con 20 millones.

Un hombre optimista

Una deuda de 20 millones pondría nervioso a cualquiera. Pero a Alejandro Urtubey se lo nota tranquilo. En una nota otorgada a la revista Campeones en febrero de este año, Alejandro habla con optimismo del Top Race. El copete dice: “Reponiéndose de una temporada difícil con el Top Race, el máximo directivo de la categoría habló en Campeones sobre la actualidad del automovilismo argentino. Asegura que la clave está en “generar eventos especiales para el público”. Sólo habla de los proyectos. Dice la nota: Afortunadamente, el año 2013 parece tener un camino hecho: “Tenemos 8 de las 12 fechas confirmadas, y nos reservamos cuatro carreras para hacer eventos especiales que ayuden promocionalmente… Estamos en Rosario, vamos a ir al ‘Oscar Cabalén’ de Alta Gracia, a Nueve de Julio, Oberá, La Pampa, Salta, Comodoro Rivadavia, San Juan; donde ya tenemos fechas confirmadas… Quiero correr en Buenos Aires, y hacer algo especial junto al TC 2000 (que puede ser en San Luis), y tal vez un evento con los camiones (N. de R.: campeonato del Brasil)”, dijo Alejandro Urtubey.

Así finaliza la nota: “Un Calendario firme, el ingreso -y regreso- de importantes figuras del automovilismo, pequeños cambios reglamentarios que aportan al espectáculo, y una sensación de aire renovado propio de un inicio de temporada han dejado una buena imagen. Así empezó Top Race el 2013”.

Via: revistanorte.com.ar

 

NOTAS RELACIONADAS:

Estafa millonaria de Urtubey contra el automovilismo (video)

29/06/2013 | Revista Norte

El canal Fox Sport se hizo eco de la investigación

“MAL BICHO”

El programa televisivo Máxima Velocidad, que se emite por Fox Sports, se hizo eco de una investigación de Cuarto Poder sobre el Top Race, categoría que maneja el empresario Alejandro Urtubey, hermano del gobernador. Cheques sin fondos, concurso de acreedores y deudas por más de 20 millones. Y mucha gente enojada.

El Top Race tiene 21 pedidos de quiebra. A los que inician demandas, los abogados de Alejandro Urtubey les responden: sí, tenés razón, pero no vas a cobrar ni un peso porque plata no hay.

La estrategia de Urtubey fue hábil: cambió la razón social de la empresa: hasta junio del año pasado era TRV6 S.A.; desde julio es Top Race V6. Eso quiere decir que los que habían realizado contratos con TRV6 tienen unas chances mínimas y erróneas de cobrar esa plata.

“A los de la cocina le vienen atrasando, lo tienen primero un mes, dos meses, tres meses, después le pregunté y me dijo no, negro, hace seis meses que no me pagan”, cuando un trabajador de la empresa en Fox Sports.

El conductor Roberto Valle, al enterarse del concurso de acreedores, fue entrevistado. Ante la pregunta “¿Pensás que Urtubey se manejó mal dentro de la categoría?, respondió: “Pienso que si mi negocio no camina, en algo me debo haber equivocado… evidentemente si había tantas deudas, es porque algún error hubo… los equipos estamos todos afectados.”

Valle dijo que no se presentó a una carrera justamente por una de esas deudas.

El testimonio más duro es el de Sergio Baldassarre, quien trabajó con Urtubey durante su televisación en América, cuando pasó de Carburando a Canal 2. El hombre, que sufrió un infarto por renegar por las deudas, narró ante la cámara su gran decepción: “Yo estaba totalmente orgulloso, yo estaba enamorado del Top Race, lo amaba a Urtubey, era como mi viejo, bolu, viste cuando vos decís es mi viejo, me da la oportunidad, me trae a Disneylandia… trabajaba en Disneyladia, era trabajar con Walt Disney en persona y sin embargo Walt Disney se transformó en… Hook”, dijo el ex productor periodístico y general de la categoría (Suponemos que por Hook, Baldassarre se refiere –en su intento de continuar con la metáfora de Disney- al Capitán Hook, el malo de Peter Pan).

A Baldassarre, Urtubey le debe los sueldos de octubre, noviembre, diciembre, enero febrero, marzo y quizá abril, mes que está en duda porque fue justamente en abril cuando baldassarre decidió irse e iniciar una demanda

“Cuando me empecé a enterar que le debía plata a Pirelli , a Berta, a todo el mundo, entonces dije chau, no vamos a ver más la plata… la empresa está fundida, no existe el top race”, dijo el hombre, que al final estalló en la furia, porque aunque le debe como 100 palos en cheques, da da notas en Carburando diciendo estamos bárbaro:

“Me cagaste con la plata, quiero que me pagues, me importa un bledo todo. Vendé tu avión, vendé el yaguar si es que no te lo sacaron, vendé la BMW Q7, vendé la casita o las 27 propiedades que tenés en la provincia de Buenos Aires. Vendé lo que quieras, pero mi plata me la tenés que pagar, porque yo no me voy a quedar acá, porque me parece que me recontracagaste”, gritó el hombre dirigiéndose al hermano del gobernador.-

El video del informe se puede ver acá y fue subido a la web por el mismo Baldassarre:

http://vimeo.com/68499766#sthash.EmSZZGdi.dpuf

 

Los Urtubey: entre truchos, ladrones y buscas

El Top Race que dirige Alejandro Urtubey, hermano del Gobernador, está a punto de fundirse. Alejandro emitió cheques por 50 millones rechazados por falta de fondos. Mantiene deudas con una productora de TV que armó para transmitir la categoría y hasta con los pilotos. La pesada herencia del Gobernador Juan Manuel Urtubey.
Por DOM
Si, como dijo Tolstoy, todas las familias felices se parecen, pero las infelices lo son de una manera particular.
Lo que hace diferente a los Urtubey es la forma en que han tratado, generalmente con escaso disimulo, de mezclar los intereses familiares con los políticos; la forma en que han hecho de lo público algo privado: esa forma obscena en que un apellido toma control de los negocios y del destino de un pueblo, tan característica de un sistema feudal.
Hace unas semanas, en una nota titulada “Family Game”, Cuarto Poder dio a conocer que Soledad Urtubey, a través de su empresa organizadora de eventos y catering (Sol del Norte) se quedaría con parte del manejo del Centro de Convenciones. Allí mismo donde la empresa ya había prestado en numerosas ocasiones servicios para el gobierno de la provincia, en eventos internacionales y algunos nacionales de trascendencia, como el Top Race.
Y justamente es del Top Race, que tiene a su cabeza a Alejandro Urtubey (otro hermano del gobernador) lo que incumbe a esta nota y, de fondo, hay $50 millones que se emitieron en cheques sin fondos. Hoy la categoría se encuentra en default: sólo sobrevive gracias a dineros de TC2000 y un plan de fabricar piezas de TC2000 en la fábrica de TRV6. Su futuro es incierto. A todo esto, muchos le reprochan a Alejandro Urtubey que, mientras la categoría se desmorona, él siga viajando en avión privado.
Cheques, cheques, cheques
Alejandro Urtubey nunca tuvo un gran desempeño dentro de la pista; juzgarlo como empresario, sin embargo, era hasta hace poco algo más complejo, porque los contactos familiares y gubernamentales le abrían tantas puertas, que la situación era más o menos como la de esos chicos que en los videojuegos implementan trucos todo el tiempo: así gana cualquiera.
Pero al cierre de esta edición se conoció un dato que prueba que, aún con todos los contactos, su labor como empresario deja mucho que desear: como cabeza del Top Race en la Argentina, Urtubey emitió cheques sin fondos por $50 millones.
Los que quieren cobrar están literalmente furiosos y entre los deudores se encuentran, una vieja productora de televisión que creó para transmitir las carreras (porque en ese momento el programa Carburando de Canal 13 no le gustaba) y los mismos prestigiosos pilotos.
El escándalo se ha mantenido soterrado porque los damnificados aún esperan recibir su dinero: creen que Alejandro Urtubey hará aparecer la plata de algún lado (después de todo, che, es hermano de un gobernador con aspiraciones presidenciales y lo último que deben querer es un escándalo nacional).
Pero lo cierto es que los síntomas se perciben desde hace un buen tiempo, sobre todo en los vehículos agotados que forman parte de la fundida máxima categoría del automovilismo nacional.
Como piloto
En 1999 debutó como piloto en la segunda división del Turismo Carretera, a bordo de un Ford Falcon. Ganó su primera carrera en el 2000. En 2001 se pasó a Chevrolet y fue ascendido a la categoría mayor. En una carrera en 2002 perdió el control de su vehículo, que impactó contra un banderillero de 30 años y un mecánico de 18 años. El banderillero murió.
Quizás este accidente marcó un punto de inflexión en la vida de Alejandro. Quizás no. Lo cierto es que a partir del 2003 se concentra más en lo que pasa afuera de la pista: el piloto deviene en empresario.
Trata de armar una estructura propia para intervenir en el TC. Consigue contratar a Juan María Traverso, acaso el piloto más prestigioso del automovilismo argentino. Traverso le da al sueño de Urtubey cierta visibilidad que hasta el momento no había conseguido.
2005 es el año en que dos hechos marcan otra etapa en Alejandro: deja Chevrolet por Torino y es elegido Presidente del Top Race.
Un año después Traverso deja de correr para él; algo que probablemente a esa altura a Urtubey ya poco le importaba: ya es el accionista mayoritario del Top Race; o sea, todos corren para él.
Paralelamente, en Salta, Alejandro Urtubey manejó el Autódromo provincial durante el gobierno de Juan Carlos Romero. Recibió, tras las gestiones de su hermano entonces diputado, 2 millones de pesos/dólares para realizar una renovación de la pista que estaba (y sigue estando) bastante destruida, motivo por el cual la carrera que se debía disputar acá en Salta en este mes de junio se hizo directamente en Junín.
Como empresario: Urtu TV
Las modificaciones que realizó Alejandro Urtubey en el sistema del Top Race son algo complejas de explicar: hubo reformas en las categorías y en los vehículos (los que saben de automovilismo podrán ahondar esta información en la web); pero el cambio más rimbombante, al menos el que más llamó la atención de los medios de comunicación, fue cuando Alejandro Urtubey  decidió tomar como modelo a seguir a Julio Grondona y en un arranque de ímpetu sin precedentes rompió con Canal 13, el cual, a través del programa “Carburando”, tenía el monopolio de la televisación de las carreras. “Clarín pasó a estar de los dos lados del mostrador: tenía mis derechos televisivos, pero además era el dueño de una categoría rival, el TC2000. Por eso Grondona me avivó de que el Grupo sólo se iba a preocupar por mejorar el TC2000. Me quedó grabado lo que me dijo”, sostuvo Urtubey ante Noticias.
El diario Perfil señaló en ese momento que “la pelea entre el Gobierno y el Grupo Clarín abarca todos los ámbitos en los que participa el grupo. Ahora las autoridades y algunos pilotos del Top Race V6 comenzaron a quejarse contra Carburando, programa y productor emblemático del automovilismo nacional, y las transmisiones de Canal 13, dos de las empresas del multimedios”.
Alejandro Urtubey fue invitado, incluso, al programa “6, 7, 8”, donde aprovechó para hablar mal del enemigo público número uno del gobierno nacional: Clarín y sus derivados. “La manera en que el multimedios maneja los negocios es terrible. Lo viví en carne propia, si hasta me dijeron: ‘Si te vas de nosotros, no existís más’. Y tenían razón. Me fui de Carburando y de Canal 13 y pasé a formar parte de un mundo que no existe’, dijo Urtubey.
En el programa también se escucharon testimonios de pilotos. Los hermanos Marcos y Patricio Di Palma denunciaron que los obligaban a pagar para salir en Canal 13 durante el TC y el TC2000: “Si les decís que no, te responden ‘qué poco se va a enfocar tu auto’. Es un monopolio que no me gusta”, dijo Marcos.
La pelea entre el hermano del gobernador y el programa encargado de televisar las carreras cobró dimensiones absurdas. En medio de una carrera Urtubey cruzó su camioneta en la pista para quejarse de la transmisión de Carburando y luego declaró que Carburando y Canal 13 eran una desgracia para el automovilismo y también que ese medio era corrupto, patotero, delictivo y (lo que es peor) pertenecía al Grupo Clarín. Entonces, Urtubey rompió con Carburando. ¿Entonces llamó a licitación para ver qué empresa podía televisar mejor las carreras? ¿Habló con Tarantino para ver si quería poner su arte en mostrar los autos en velocidad, como lo hizo en Death Prof.? No, tras romper con el monopolio televisivo de Canal 13, decidió crear su propio monopolio: contrató una productora para que América TV transmita el evento.
No hubo buenos ratings, pero dentro de todo lograron pilotear la situación económica, hasta el 2011, en la que la debacle financiera se hizo evidente, como consecuencia de la mala política publicitaria, acciones promocionales pobres que no acercaban público a las carreras y un alejamiento de la categoría TC y sus continuos ataques a la misma.
El Top Race comenzó una debacle que terminó en la emisión de más de $50 millones en cheques rechazados.-
Publicado por Cuarto Poder.
Foto: Al extremo izquierdo Juan Manuel Urtubey, al extremo derecho Alejandro Urtubey.-

http://revistanorte.blogspot.com.ar/2012/07/los-urtubey-entre-truchos-ladrones-y.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum one link per comment. Do not use BBCode.