“Los jubilados somos la variable de ajuste más fácil para el Gobierno de Macri”

03/05/2017 | Revista Norte

Entrevista a Mario Diamonte de Jubilados Clasistas.

PAMI. “A Regazzoni lo separan de su cargo por no llevar a fondo el ajuste que le habían reclamado”

Mario Hernandez / Rebelión

M.H.: El sábado movilizaron, me imagino que no los reprimieron, porque a los “viejos” no se les pega.M.D.: No, es más, prácticamente nos protegieron. Hicimos un acto frente al Congreso al mediodía, íbamos con el reclamo de los 9.000 pesos ya, a raíz de las declaraciones de Macri que afirmó que ese es el haber mínimo, cuando el real es de $6.394.

M.H.: Renunció hace pocos días el dirigente de la juventud del Pro de Santa Fe y entre otras cosas en su declaración, dice que no puede apoyar a un Presidente que no sabe cuánto ganan los jubilados.

M.D.: Un dato interesante. Nosotros durante los últimos quince días venimos informando sobre la realización de esta actividad, hemos ido a los barrios, hemos hecho una actividad intensa y venimos recogiendo esta respuesta, se acercó mucha gente y lo que sucede es que además de la realidad de lo que gana un jubilado, la indignación es mayor por el hecho de que el Presidente no supiera cuál es el haber mínimo, justamente él que se llena la boca diciendo que va a terminar con la pobreza y a dignificar a los jubilados.

Con este reclamo concurrimos al Congreso y una consecuencia de esta movilización es el hecho de que a través del bloque del PO y el FIT se va a presentar un nuevo proyecto de actualización del haber mínimo que estará entrando la semana que viene. No fue inocua nuestra movilización hoy, además pasaron algunos diputados que no tuvieron más remedio que pararse a conversar con nosotros y aceptar la justeza de nuestro reclamo.

El tema del reclamo de la actualización del haber mínimo ya había sido presentado el año pasado, se había aprobado en la Comisión previsional y quedó absolutamente cajoneado en la Comisión de presupuesto, que la dirige el diputado Laspina del Pro.

Los jubilados somos la variable de ajuste más fácil para este Gobierno, ya ven la cantidad de conflictos que hay en el país por ponerle tope a las paritarias, en nuestro caso estamos pidiendo que se supere la miseria del haber mínimo con una actualización inmediata que lo equipare al costo de la canasta básica para jubilados que ya está en el orden de los 15.000 pesos.

La Universidad Católica (UCA) presentó un informe sobre los adultos mayores, del que publicó un anticipo La Nación, es el mismo laboratorio que había realizado el informe sobre el índice de pobreza en el país que causó tanto impacto.

El informe dice que al 38% de los adultos mayores, considerando a las personas mayores de 60 años estén o no jubiladas, no les alcanza el dinero para vivir. De esto sacan la siguiente conclusión: “La falta de sustento se refleja en el estado de salud, tienen malestar psicológico o depresión el 37,5% de los adultos mayores y su salud bastante o muy comprometida el 31.6%.” Es decir, que es una cifra pavorosa del estado de salud de los adultos mayores. El universo que este estudio-consulta está más vinculado al conurbano, no se hizo ni en Recoleta ni en Nordelta, pero la gravedad de esta situación es abrumadora.

Nosotros habíamos considerado y lo habíamos planteado en nuestra página jubiladosclasistas.com que el impacto emocional que tiene en los adultos mayores, el anuncio de ajustes miserables de los haberes que mantiene a una inmensa cantidad de jubilados en absoluta miseria, no podíamos mensurarlo, pero ahora está hecho. Esto comprueba que los altos niveles de depresión y de las pésimas condiciones de salud de los mayores están radicadas en los miserables haberes, en las pésimas prestaciones del Pami, y los ajustes hacen que sean cada vez peores.

Estamos en una situación muy grave y lo que llama la atención es que a los burócratas sindicales bien alimentados que dirigen las centrales obreras no se les mueve un pelo frente a esta situación; tendrían que estar en la calle reclamando por una inmediata respuesta. Como esto no sucede nos vemos obligados los propios jubilados a movilizarnos frente al Pami, al Anses, al Congreso para ser escuchados.

A los burócratas sindicales bien alimentados que dirigen las centrales obreras no se les mueve un pelo

M.H.: Al respecto, hubo cambios en las autoridades de Pami.

M.D.: Lo reemplazaron a Regazzoni por Casinotti.

M.H.: ¿Esto implica algún cambio en las políticas hacia los jubilados?

M.D.: No, augura una situación peor aún. Se dice que a Regazzoni lo separan de su cargo por no llevar a fondo el ajuste que le habían reclamado. Teniendo en cuenta que Regazzoni es quien achicó las prestaciones, redujo el listado de 150 medicamentos que dejaron de tener cobertura del 100% y a los jubilados que percibieran un haber una vez y medio mayor al mínimo ya no le corresponde la cobertura del 100% de los medicamentos. Un ajuste brutal con dinero que no es suyo, porque ese es dinero de los jubilados y los trabajadores, no es dinero que aporta el Estado. Esto no es suficiente para el Gobierno entonces lo ponen a Casinotti.

Nosotros denunciamos que Casinotti estaba a cargo de la Obra Social de los trabajadores estatales, Ioma, y ahí ya estaba cuestionado por denuncias de manejos fraudulentos y corruptos con medicamentos oncológicos, prótesis y elementos para diabetes. Ya estaba anunciada una interpelación en la Legislatura de la provincia de Buenos Aires y lo salvó de esa instancia el hecho de que lo saquen de ahí y le den un cargo más importante. A su vez, este hombre fue presidente de la Obra Social de UPCN que dirige Andrés Rodríguez, amigo de todos los gobiernos, multimillonario, y la propia burocracia sindical lo considera a Casinotti un hombre propio. Además, había sido presidente de la Federación de droguerías y ahora está a cargo del Pami, ya no es un problema de incompatibilidad de funciones, sino que es meter al ladrón para que haga su trabajo. Está anunciado que va a llevar adelante un ajuste con el propio personal del Pami y hasta se habla de 4.000 despidos. Tanto impactó nuestra denuncia cuando la hicimos en Pami, que muchos delegados se acercaron a nosotros y ahora estamos trabajando de manera conjunta.

M.H.: Cuatro mil es una cifra muy grande y va a redundar en un problema con la atención, que ya es grave.

M.D.: Y después el tema de todos los médicos de cabecera. Primero hubo una resistencia, la cosa quedó ahí y lo que pasa ahora es que no les cierran las cuentas a los médicos y están renunciando. Se está planteando un cuadro de completo colapso del sistema de prestaciones, lo mismo pasa con las ambulancias, con los medicamentos oncológicos, durante meses mucha gente no recibió su medicación, con lo que significa suspender un tratamiento oncológico.

M.H.: Son temas que aparecen marginalmente en los medios, prácticamente no tienen difusión estas cosas, hay que buscar con lupa estas noticias. En general se desconoce todo esto.

M.D.: Vuelvo al tema de la CGT, porque de acuerdo a la ley 19.022 que es la que establece el funcionamiento del Pami, en el directorio hay dos miembros designados por la CGT. ¿Cómo es que no plantean esta situación? Cuando se trata de las obras sociales de sus gremios ponen el grito en el cielo. Justamente es el acuerdo que hicieron con el Gobierno que le hizo entrega de unos cuantos millones de pesos para las obras sociales y para aceitar las relaciones con los burócratas.

M.H.: También fue parte de la negociación con Empleados de comercio, para firmar ese convenio de solo el 20% de aumento salarial hubo una suma muy significativa entregada a la Obra social.

M.D.: Queda clara la imperiosa necesidad que tenemos los jubilados de organizarnos en forma autónoma, para no depender de estos burócratas enquistados o de los que están en el Estado que usurpan nuestras propias instituciones. Lo nuestro no es solo hacer denuncias, sino que ejercemos una función para que nuestros reclamos sean escuchados, por eso hemos hecho actos en Pami, en el Anses central, en el Congreso y nos estamos organizando en los barrios. Los jubilados se nos están acercando porque ven que la nuestra no es una organización meramente de reclamo sino que hacemos lo posible para que esos reclamos sean escuchados y tenemos la convicción de que vamos a recibir una respuesta en la medida que ampliemos nuestra organización. Insistimos por lo tanto en que se pongan en contacto con nosotros, nuestro correo es: [email protected], o nuestra página de Facebook que es Jubilados Clasistas y podés poner a disposición mi número de celular también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum one link per comment. Do not use BBCode.