Marcha de los trabajadores azucareros de Salta y Jujuy contra los despidos

08/02/2018 | Revista Norte

Es en rechazo del cierre del Ingenio San Isidro, ubicado en Campo Santo, a 45 kilómetros de la capital salteña, que  emplea a 730 trabajadores y los despidos masivos en los Ingenios El Tabacal, Ledesma y La Esperanza.

El secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Azucareros del Ingenio San Isidro (Soeasi), Mariano Cuenca, ratificó la marcha conjunta del lunes 19 desde la localidad salteña de Hipólito Yrigoyen hasta la de General Güemes, convocada por la Federación Azucarera Regional (FAR) que integra a todos los sindicatos en rechazo de los despidos producidos y el cierre y la venta de varios establecimientos.

Cuenca explicó “la gravedad de la situación de la actividad azucarera, vital y clave para el noroeste argentino”, y señaló que la marcha conjunta del 19 -que contemplará casi 300 kilómetros- comenzará en Hipólito Yrigoyen, pasará por Ledesma (Ingenio homónimo), continuará por San Pedro de Jujuy (La Esperanza) y, luego de atravesar Campo Santo (San Isidro), terminará con un masivo acto en General Güemes (Salta).

Los trabajadores azucareros exigen la reapertura y reinicio de las actividades en el Ingenio San Isidro, el cese de los despidos masivos sectoriales en la región y la reincorporación de los cesanteados; el respeto a los derechos laborales adquiridos y del convenio colectivo y el cese de las amenazas patronales a dirigentes y operarios.

El sindicalista indicó que el anuncio del cierre del Ingenio San Isidro, que explota el grupo multinacional peruano Gloria, está ubicado en Campo Santo, a 45 kilómetros de la capital y emplea a 730 trabajadores, puede provocar “una catástrofe social” en Salta.

“A ello se suma otros 1.900 trabajadores que realizan labores complementarias tercerizadas y viven de la producción de ese ingenio. Puede ocurrir que el anuncio patronal de cierre a través de un banner en el ingreso a la planta sea una copia de lo actuado en La Esperanza, en San Pedro de Jujuy, donde la llegada de la multinacional colombiana que lo adquirió provocó el despido de casi 300 trabajadores”, puntualizó.

Para el dirigente, fue “una maniobra empresaria para reducir el piso de las paritarias, en las que el Seoasi obtuvo el 31 por ciento de aumento; para desconocer el convenio colectivo azucarero; producir centenares de despidos e instalar la reforma laboral”.

Según Cuenca, la actuación de las empresas ya produjo 181 despidos en el Ingenio San Martín del Tabacal (en Hipólito Yrigoyen, norte de Salta); otros 30 en Ledesma (Jujuy) y casi 300 en La Esperanza (San Pedro de Jujuy), concluyó el sindicalista.-

 

Info Gremiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum one link per comment. Do not use BBCode.