Primera cirugía robótica de corazón hecha en el país por el médico tucumano Vadim Kotowicz

03/09/2012 | Revista Norte

Distinguen a un médico en el Senado

/ El tucumano, Vadim Kotowicz, fue reconocido como personalidad destacada en el campo de la Medicina. Realizó la primera cirugía robótica de corazón en el Hospital Italiano / 

Vadim Kotowicz fue el primer médico en realizar una cirugía robótica de corazón en el país, es tucumano y fue abanderado de la Facultad de Medicina de la UNT y Medalla de Oro en 1993 por haber sido el mejor egresado de ese mismo año con un promedio de 9,66. En reconocimiento a su esfuerzo el Senado de la Nación lo distinguió hoy como “personalidad  destacada en el campo de la Medicina”. La mención tuvo lugar en el anfiteatro del Centro Cultural Eugenio Flavio Virla.

Al acto asistieron el senador radical, José Cano, el vicedecano de la Facultad de Medicina, José Antonio Remis, el secretario de Bienestar Universitario, Mauricio Argiró, el diputado radical, Luis Sacca y otros miembros de la comunidad académica. Luego de la ceremonia el profesional brindó una conferencia sobre cirugía cardíaca videoasistida.

Kotowicz inició una intensa carrera en el área de la cirugía cardiovascular. En 1998 se incorporó al Hospital Italiano en donde se desempeña actualmente como Jefe de Cirugía Cardíaca Robótica y sub jefe del servicio de Cirugía Cardiovascular. En ese hospital, a fines del año pasado realizó la primera cirugía cardíaca con tecnología robótica de la Argentina. Su trabajo representa un hito científico y una revolución médica porque mejora la fluidez de las maniobras y aumentar la precisión de movimientos lo cual es posible gracias a la visión tridimensional y a la consola teledirigida del robot.

“Con esta tecnología le ofrecemos a los pacientes la mejor de las prestaciones como en los primeros lugares del mundo donde se hace esta cirugía”, señaló Kotowicz y agregó que los beneficios de este tipo de cirugías son muchos respecto de la convencional pero que se aplica sólo en casos específicos. “Beneficia al paciente porque al no tener grandes incisiones sino una pequeña incisión dentro del tórax por donde entran los brazos de robot se puede trabajar en un espacio reducido, entonces el paciente tiene menos tiempo de internación, la recuperación es más rápida,  la inserción del paciente a su medio laboral es más inmediata y se reducen los índices de infecciones. Además cuenta con beneficios desde la parte estética porque las incisiones son pequeñas”, detalló el profesional.-

 

“La alta tecnología tiene que estar en el horizonte de la medicina”

El profesional estuvo en el Centro del Corazón de Leipzig, en Alemania.

Tan orgulloso de su profesión como de sus orígenes, el médico Vadim Kotowicz busca los caminos para trabajar en Tucumán, a pesar de haber estado desempeñándose en uno de los institutos más importantes del mundo: el Centro del Corazón de Leipzig, en Alemania. Allí aprendió a trabajar en cirugía cardíaca robótica y en cirugía asistida con video. Ya antes se había especializado en la Universidad de Yale, Connecticut y en el Cleveland Clinic, de Cleveland, Ohio, en Estados Unidos.

-¿Nunca pensó en irse del país?
– No. Por el contrario, en mis estadas en el extranjero me encontré con muchos tucumanos y argentinos y siempre pienso por qué no se puede hacer algo para repatriarlos. No digo solamente médicos; sino tanta gente capaz que podría hacer importantes aportes para el crecimiento de nuestro país.

-¿Le resultó difícil vivir en Estados Unidos y en Alemania?
-Tengo que admitir que fue una excelente experiencia haber vivido dos culturas diferentes a la mía. En Estados Unidos me resultó más fácil; además yo hablaba bien el inglés. A Alemania me enviaron desde el Hospital Italiano, donde trabajaba, para aprender la tecnología de la cirugía robótica y traerla a la Argentina. En seis meses tuve que aprender a hablar alemán; de lo contrario, no habría tenido cabida. Es un pueblo de gente muy leal, pero dura y poco afectuosa; nada que ver con los latinos.

-¿Y qué trajo de Alemania?
-Básicamente, la experiencia, y algo de tecnología, pero no todo lo que pretendíamos. Por ejemplo, el robot para operar cuesta 1 millón de euros, y su mantenimiento anual es de 200.000 euros. Son costos imposibles de afrontar en nuestro país.

-¿Se sintió frustrado?
-Un poco. Pero aunque la alta tecnología todavía no esté al alcance de nuestro país, ni en el ámbito público ni en el privado, debe ser el horizonte al que apunte la medicina, porque ese es el futuro y va a llegar el momento en que podamos contar con esos elementos de alta complejidad.

-¿Qué es lo más avanzado en la Argentina en materia de cirugía cardíaca?
-La cirugía miniincisiva, que resuelve con pequeñas incisiones enfermedades valvulares, defectos congénitos y coronariopatías. Con este tipo de intervención, el paciente tiene una recuperación mucho más rápida y secuelas menos dolorosas que con la cirugía tradicional.

-¿Cómo ve la problemática de la salud en Tucumán?
-Observo mucho esfuerzo por parte de los profesionales y del personal en general en los hospitales, aunque es notoria la falta de infraestructura edilicia y de equipamiento tecnológico. Pero, me dio satisfacción ver que el Gobierno está haciendo algunas cosas al respecto. Es muy importante que se invierta en salud y en educación, porque son los ejes del desarrollo económico de una región o de un país.

-¿Qué sugerencias haría?
-Que la inversión se vuelque más hacia la atención primaria, que es el nivel de prevención. Esto permite ahorrar dinero porque los pacientes no llegan a un grado de enfermedad en que necesiten tratamientos de alta complejidad, que son más caros. Si no, se convierten en una carga social para su familia o para la sociedad, ya que el paciente puede seguir produciendo. Los países más evolucionados de Europa han puesto el énfasis en el primer nivel de la medicina para poder mejorar la salud y la calidad de vida de las personas.-

TRABAJA EN BUENOS AIRES; PIENSA EN TUCUMAN

NOMBRE: Vadim Kotowicz.

EDAD: 35 años

FAMILIA: madre y un hermano casado, que le dio cuatro sobrinos, incluidos trillizos.

PROFESION: médico, egresado de la Facultad de Medicina de la UNT, con medalla de oro y promedio de 9,66. Especializado en cirugía cardíaca video asistida y robótica.

ACTIVIDADES: coordina los trasplantes de corazón y las cirugías miniincisivas en el Hospital Italiano de Buenos Aires y es médico de planta del Hospital Universitario Austral, de la localidad bonaerense de Pilar.

HOBBIES: jugar al tenis.

PROYECTOS: crear en Tucumán, junto con otros colegas, un Centro de Alta Complejidad para cirugía cardiovascular.

 

 

2 Responses to Primera cirugía robótica de corazón hecha en el país por el médico tucumano Vadim Kotowicz

  1. ALICIA DEL CARMEN TORRES

    El 6 de julio de 2016 fui operada del corazon, por el DR Vadim Kotowicz. Jefe de Cirugia Cardio Vascular del Hospital ITALIANO DE BUENOS AIRES, y su equipo.
    El resultado fue excelente.Dos dias despues me retiraron las sondas y drenajes, lo que me hizo sentir mucho mejor. A los pocos dias pude caminar cuando me pasaron al piso. Y a los 12 dias me dieron el alta. Estaba previsto que un enfermero me cuidara al dia siguiente de la operacion. Y una enfermera dos noches, tambien con exclusividad. Estoy muy agradecida al Dr. VADIM KOTOWICZ y su equipo. Realmente mi restablecimiento ha sido increible. Agregaron vida a mis años. A todos los que me ayudaron, muchas gracias.

  2. ALICIA DEL CARMEN TORRES

    La OPERACION SE REALIZO EN EL SANATORIO JUNCAL DE TEMPERLEY Y ME REEMPLAZARON LA VALVULA AORTICA. CIRUGIA A CORAZON ABIERTO, A LA QUE FUI MUY CONFIADA CUANDO LEI SUS ANTECEDENTES, EN CIRUGIA ROBOTICA. Y LAS EXCELENTES REFERENCIAS QUE RECIBI DE MI CARDIOLOGO DE CABECERA, EL DR. FERNANDO BALERIO.
    ALICIA TORRES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum one link per comment. Do not use BBCode.