Resumen del Informe Oxfam 2018: Premiar el trabajo, no la riqueza

14/02/2018 | Revista Norte

Este año el Informe lleva por nombre “Premiar el trabajo, no la riqueza” y hace hincapié en el empeoramiento paulatino de las condiciones laborales de la mayoría de la población en favor de los grandes propietarios del capital.

Nicolás Oliva y Sergio Martín-Carrillo / CELAG

El pasado 22 de enero, coincidiendo con la cita de los grandes magnates del pensamiento neoliberal en Davos, la fundación Oxfam publicaba su Informe anual sobre la distribución de la riqueza en el mundo. Este año el Informe lleva por nombre “Premiar el trabajo, no la riqueza” y hace hincapié en el empeoramiento paulatino de las condiciones laborales de la mayoría de la población en favor de los grandes propietarios del capital, proceso que determina la cada vez mayor concentración de la riqueza en unas pocas manos y el expolio a las grandes mayorías. A continuación, presentamos un resumen de los principales datos que aparecen en el Informe y particularmente aquellos que tienen que ver con la región latinoamericana y caribeña.

Un capitalismo que sigue su curso autodestructivo

  • El capitalismo mundial sigue batiendo récords de inequidad: ya existen 2.043 personas que poseen más de 1.000 millones de dólares (super-ricos). En un año, la riqueza de estos super-ricos ha crecido en 762 mil millones de dólares, monto que permitiría erradicar a nivel mundial la pobreza extrema en siete veces.
  • Entre los años 2006 y 2015 la riqueza de estos super-ricos se incrementó en un promedio anual del 13 %, mientras que los salarios de los trabajadores sólo crecieron en promedio un 2 %.
  • Del incremento de la riqueza mundial en el último año, el 82 % de ésta quedó en las manos del 1 % más rico. Mientras que el 50 % de la población más pobre no recibió nada de esa nueva riqueza.

Un capitalismo cada vez menos meritocrático y más rentista

  • Las minorías acomodadas a lo largo de la historia han justificado la desigualdad como el resultado del talento: los ricos son ricos porque han sabido ser más “eficientes” y “productivos” en el mercado. Aquel argumento ha perdido ya toda credibilidad. Oxfam asegura que hay cada vez más evidencia que confirma que la alta concentración del ingreso y la riqueza se deben a una posición preferencial en el mercado (monopolios), corrupción con el Estado o simplemente es el resultado del capital heredado.
  • Cerca 2/3 de la riqueza de los 2.043 super-ricos proviene de herencias, monopolios o relaciones de nepotismo y connivencia con el Estado.
  • A su vez, el esfuerzo en el trabajo ya no necesariamente garantiza progreso para las clases trabajadoras. El 43 % de la población joven activa no tiene trabajo o, si trabaja, sigue viviendo en la pobreza. Entre 1995 y 2014, en 91 países de un total de 135, el aumento de la productividad laboral no vino acompañado con incrementos salariales.
  • En definitiva: los ricos observan sentados como su riqueza crece mientras que los trabajadores, a pesar de su esfuerzo, no mejoran su nivel de vida.

Capitalismo de casino: la locomotora de la desigualdad

  • El dogma neoliberal asegura que un mercado bursátil boyante beneficia a todos los ciudadanos. Hoy el mundo comienza a darse cuenta de que no es cierto: en Estados Unidos el 1 % más rico es propietario del 40 % del mercado de valores. De hecho, los ingresos de este 1 % provienen en su mayoría de las rentas de capital (dividendos, intereses de deuda y rentas de la propiedad inmobiliaria).
  • En cambio, para la gran mayoría de la población, las rentas provenientes del capital son irrelevantes. Incluso existe una renta negativa pues estas personas suelen estar endeudadas y deben cancelar estas deudas con parte de sus ingresos del trabajo.

América Latina en el Informe

  • El Informe destaca como la desigualdad en los países latinoamericanos experimentó un rápido aumento durante los años 90, seguida de una importante caída en los últimos 15 años.
  • América Latina se destaca como la región que ha experimentado una mayor reducción de la desigualdad durante la primera década del siglo XXI:
    • Este éxito lo destaca Oxfam gracias “a una confluencia de elevado crecimiento económico, políticas redistributivas y voluntad política de cambio”.
    • Sin embargo, a pesar de los buenos resultados de los últimos años, hay que tener en cuenta que América Latina continúa siendo la región más desigual del planeta[1].
    • En la región, el 10 % más rico de la población concentra el 68 % de la riqueza total, mientras que el 50 % más pobre solo accede al 3.5 % de la riqueza total.
  • La riqueza de los milmillonarios latinoamericanos creció en 155 mil millones de dólares el último año, dicha cantidad de riqueza sería suficiente para acabar casi dos veces con toda la pobreza monetaria por un año en la región.
  • En cuanto a la pobreza extrema, el Informe de Oxfam referencia un estudio del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) que calcula que, aunque la pobreza extrema en América Latina y el Caribe se ha reducido en más de la mitad durante la última década, muchas personas siguen lejos de ingresar en la clase media, y una tercera parte de la población (200 millones de personas) está en riesgo de volver a caer en la pobreza extrema.

Trabajo desprotegido e informal en América Latina

  • En América Latina, se calcula que la economía informal proporciona un 40 % del PIB regional.
    • Los salarios suelen ser mucho más bajos en el sector informal. En México y Brasil, por ejemplo, constituyen aproximadamente la mitad del salario promedio nacional de los trabajos formales.
    • Además, aunque los trabajos informales recibieran un salario acorde a la legislación, la brecha entre los que menos ganan y los que más ganan seguiría siendo muy grande. En Brasil, una persona que gane el salario mínimo debería trabajar 19 años para ganar lo mismo que una persona del 0,1 % más rico en un mes.
  • Adicionalmente, en la región no siempre el tener un trabajo garantiza no estar en situación de pobreza. El 16 % de los trabajadores asalariados y el 28 % de los trabajadores por cuenta propia en América Latina se encuentran en situación de pobreza.
  • Oxfam destaca también que el incumplimiento de la ley es un problema importante en América Latina. En consecuencia:
    • Según cálculos de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), más del 60 % de los trabajadores y trabajadoras en países como Honduras y Guatemala son retribuidos por debajo del salario mínimo.
    • Los porcentajes son menores en el resto de países de América Latina, pero están muy por encima del de otras regiones del planeta.
  • Otro de los grandes desencadenantes de la desigualdad de ingresos se vincula con la brecha salarial entre mujeres y hombres, así como la gran cantidad de trabajo de cuidado no remunerado.
    • Oxfam destaca el caso de Perú, donde estima que la contribución del trabajo no remunerado de cuidado puede ser de hasta el 20 % del PIB.
  • En sus recomendaciones, destaca como la mejora en el acceso a empleos decentes contribuye a mejorar la equidad.
    • En este sentido destaca que la reducción de la desigualdad en Brasil entre 2001 y 2012 se debió en un 72 % por la mejora de los derechos laborales y sociales.
  • Oxfam destaca el papel de Venezuela en la implementación de nuevas leyes y reglamentos para mejorar los derechos laborales y sociales de las trabajadoras y trabajadores domésticos siguiendo lo establecido en el Convenio de las Trabajadoras y los Trabajadores Domésticos de la OIT.
  • Igualmente destaca los esfuerzos de países como Chile y Uruguay para reducir la desigualdad debido a que están “aumentando los impuestos a los más ricos y a las grandes empresas, están aumentando el gasto en salud y educación; y están promoviendo mejores condiciones para los trabajadores y trabajadoras.

 

Nota:

[1] La Directora de la División de Desarrollo Social de la CEPAL reconoce que pese a los avances recientes, América Latina sigue siendo la región más desigual del mundo. https://www.cepal.org/es/comunicados/cepal-pese-avances-recientes-america-latina-sigue-siendo-la-region-mas-desigual-mundo

Nicolás Oliva y Sergio_MartinC 

Fuente: http://www.celag.org/resumen-informe-oxfam-2018-premiar-trabajo-no-la-riqueza/ 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum one link per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.