Sergio Massa en crisis. Cae en las encuestas y sufre migración de grandes referentes

16/05/2017 | Revista Norte

TAMBALEA EL FRENTE RENOVADOR.

Al alejamiento de Alberto Fernandez se suma ahora la salida de Hector Daer, titular de la CGT y actual Diputado Nacional.

REVISTA NORTE

Ayer se conoció una nueva “fuga” de titanes en el Frente Renovador que lidera Sergio Massa, otra vez de un referente grande que hace resonar la estructura de la autodenominada “ancha avenida del medio”. Hector Daer, miembro a su vez del Triuvirato que conduce la mayor central de trabajadores a nivel nacional – la CGT-, se fue del partido que se auto proponía como la tercera opción en un país políticamente polarizado entre macristas y kirchneristas.

Daer coincidió en su partida con otro gran referente como Alberto Fernandez que la semana pasada confirmó publicamente su alejamiento de Sergio Massa para unirse a la propuesta partidaria de Florencio Randazzo de quien será su jefe de campaña.

Daer y Fernandez coincidieron también en sus motivos para alejarse del Frente Renovador. Ambos hicieron públicas sus opiniones, aunque en momentos y situaciones distintas, de que el partido de Massa fue perdiendo su rumbo y que no es una renovación del peronismo, como alguna vez pretendió.

Por ayer se hablaba que el próximo en irse es otro histórico e importante referente peronista, el ex gobernador de la provincia de Buenos Aires Felipe Solá, de quien también se especula hasta ahora que cerrará filas con Florencio Randazzo.

Massa fue llenándose de dirigentes de partidos con menos influencia y de poco o nulo perfil opositor como Victoria Donda y Margarita Stolbizer, mientras sufre la partida de históricos del peronismo que hicieron más ruido que las adhesiones.

Las encuestas en su mayoría le dan tercero lejos y el tiempo se acorta más vertiginosamente que las distancias en las intensiones de voto. En éste sentido, la ambigüedad con que se caracteriza a Sergio Massa por su falta de definiciones políticas frente a la crisis que vive el país, han ido dinamitando su estrategia que es claramente rechazada por la conciencia de “la gente”, como le gusta augüir al mismo Massa.

Massa no se constituyó nunca como opositor al macrismo, y las incorporaciones de dirigentes del GEN a sus filas para estas elecciones así lo confirman. Tanto Massa como Margarita Stolbizer le proveyeron a Mauricio Macri grandes figuras políticas de sus partidos para que llenen cargos públicos. Solo dos ejemplos: Adrián Pérez, que era diputado nacional por el Frente Renovador, pasó a ser -desde el minuto uno que asumió Macri- Secretario de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior que conduce Frigerio. Y Gerardo Milman, del GEN de Margarita Stolbizer, asumió como Secretario de Seguridad Interior del Ministerio de Patricia Bullrich.

Por último, Massa siempre jugó con la idea de “oposición responsable”; término que utilizó para disfrazar su alianza en el Congreso con el macrismo. Mientras, se sospecha que al igual que ocurre en Jujuy y en Salta con los referentes del Frente Renovador, en el congreso los diputados y senadores que aporte el massismo seguirán garantizándole al gobierno nacional la “gobernabilidad” con todo lo que ello implique en los tiempos de reformas legales venideros.

Sea como fuere que conciba la política Sergio Massa hasta ahora fracasó en su intento por posicionarse como la opción a la polarización, más bien contribuyendo a que el macrismo y el kirchnerismo sigan siendo quienes lideren las peleas electorales.-

 

REVISTA NORTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum one link per comment. Do not use BBCode.