Tras los fracasos electorales, el PJ está en crisis pero con Millone$ que nadie quiere soltar

11/12/2017 | Revista Norte

REORGANIZAR EL PJ.  MENTIRAS Y VERDADES.

Cómo es el dinamismo del PJ salteño desde la conducción de Juan Manuel Urtubey y sus socios Isa y Godoy.

Por Nolberto Guerra para Revista Norte

Solo los Intendentes le dan vida al Partido mientras Millones de Pesos se manejan a oscuras. De cobardes, las autoridades no convocan a Congresos abiertos.

Desde el Año 2007 son responsables de la administración  del PJ salteño Juan Manuel Urtubey, Miguel Angel Isa y Manuel Santiago Godoy. Recibieron un Padrón superior a los 220.000 afiliados. Hoy no llegan a 100.000. Desde 2007 al 2017 en NUEVE elecciones perdió el PJ capitalino.

Juan Manuel Urtubey no tiene autoridad moral para criticar a cuantos compañeros emigraron del PJ. En su primera elección a gobernador, después de haber usufructuado diversos cargos oficiales con jugosos sueldos gracias a este Partido, Urtubey traicionó a sus bases, doctrina y bandera; y salió a enfrentar al peronismo. Siempre, desde sus comienzos, Urtubey usufructuó de los dineros públicos. Ungido gobernador merced a un Frente que supuestamente tenía al justicialismo como columna vertebral Urtubey pergeñó la creación de la CAP (Comisión de Acción Política) para expulsar a Juan Carlos Romero de su Presidencia y apoderarse de la `administración´ (cuesta decir conducción) del PJ.

Urtubey eligió a Miguel Angel Isa como su partenaire y a Manuel Santiago Godoy como su mandanga predilecto. A la fecha ya parecen socios.

El Gobernador fue el impulsor de una ley en que el Estado Provincial auxilia económicamente a los Frentes, Partidos y Agrupaciones internas autorizadas a competir electoralmente. Se asignan  partidas económicas al Tribunal Electoral y éste las transfiere.

Una sola elección duró lo “de Agrupaciones Internas”. Ambiciosos por ser los únicos que manejaren dineros políticos, los Godoy -con anuencia de Urtubey- lograron que se dicte una nueva ley, esta vez anulando el beneficio a las líneas internas. Se perseguía -y lo lograron- asfixiar líneas no oficialistas y tener el manejo absoluto y oscuro de los dineros políticos. Con este régimen dictatorial comenzó la agonía y desgranamiento de los Partidos Políticos: solo había auxilio económico para los súbditos. Los libres pensadores eran y son expulsados.

En lo que hace al justicialismo, desde ahí, nunca más se supo cuánta plata entró y entra al Partido y menos en qué se gasta ni quién percibe los millones de cada elección. Ni Urtubey ni Isa, menos Godoy, se preocupan en blanquear esta situación. Siempre, coercitivamente, se impone en el mes de Noviembre a los Congresos partidarios aprobar a libro cerrado los balances anuales del Partido.  Siempre algún patanga mociona para que “Estando el Balance en la Mesa de este Congreso, mociono se apruebe a Libro cerrado”. Previo a someter a consideración, el Presidente del Congreso -en un gesto por demás altruista- dice “…el que tenga interés en revisar el Balance que concurra a esta Presidencia…”

Como nadie se animará a pedir rendiciones al Presidente/Gobernador, el supuesto Balance resulta “Aprobado”. Pero no se exhibe siquiera un simple resumen del movimiento dinerario. El objetivo está cumplido, aunque nadie se entere del millonario manejo.

Cualquier administración medianamente ordenada y sin nada que ocultar, hasta publicaría en solicitadas sus Balances. Mire Usted, en el PJ no. Pero de seguro que hay un Tribunal Auditor generosamente aceitado que convalidará cualquier declaración, de la que tampoco se informa.

EL 22/10 NOQUEO A URTUBEY

El gigante Ringo Bonavena solía decir “…cuando vas perdiendo, hasta el banquito te sacan”. Así habrá pensado Juan Manuel cuando se notificó de la feroz paliza que le asestó la oposición. Es que el Urtubey derrotado no era -según él- “uno del montón”. Era, según el Chino Sanchez, el “elegido”. Más aún, según el Indio Godoy, era el “iluminado celestial”. Igual la ciudadanía lo bajó a cachetazos. Cruelmente lo volvió a la realidad. Y esto porque Urtubey no solo era el gobernador ausente, sino que -en aras de alimentar su profundo ego- era quien, en base a pequeñas acciones e intrascendentes inauguraciones, mostraba una inutilidad y falta de gestión que aterraba. Solo los necios `presupuestívoros´ que lo rodean le pintaban margaritas. En realidad, de su gobernación solo quedaban helechos… y del malo.

De nada valieron las horas y horas en el Lerd Jet. Inutil fue amordazar con la pauta a los medios para que les cantaran loas o para que callaran. Millones gastados en instalar su imágen en el concierto nacional solo significó menos vacunas, menos insumos hospitalarios, menos alimento para los pobres de pobreza absoluta, menos calidad educativa… y más muertes por desnutrición, por inanición, menos vidas.

Urtubey, Isa y Godoy quisieron mostrarse imprescindibles amenazando con sus renuncias partidarias. Ninguno renunció. Un solo Consejero del Norte se animó a decirle en la cara a Urtubey que todo era producto del fracaso de su Gobierno. Y el más herido fue el Partido Justicialista. De 10 diputados, solo uno impuso el PJ: Manuel Santiago Godoy por enésima vez. En 2015 también hubo un único diputado electo: su hijo Lucas Godoy. Todo gracias al  PJ, Mucha fortuna dilapidada para tan magra cosecha.

Debemos decir que Juan Manuel Urtubey, solo, jamás ganó una elección, menos en su territorio capitalino.  Lo hicieron ganar los Intendentes del interior provincial que, presionados, cumplían con el Jefe.

REORGANIZAR EL PJ

Dirigentes honestamente preocupados se ofrecen a la tarea de reorganizar el partido. Buscan renovación total, comprometiendo su accionar. Pero a la cúpula peroniana nada de esto le interesa. Prometen autocríticas, dicen que corregiran rumbos, se muestran preocupados. Todo mentira. Solo persiguen seguir usufructuando del sello partidario. Se abroquelan en resguardo de sus mezquinos intereses. Les preocupa que alguien no-propio meta su nariz y sienta fétido olor. Las alfombras soportan basura, pero no mucho tiempo. Hay que garantizar transparencia y buena administración. Es responsabilidad de las actuales autoridades. Esto es para todos los Partidos Políticos.

Mintieron  que el último Congreso del 25 de Noviembre pasado en Seclantás sería abierto, para escuchar a los “compañeros”. Justamente en Seclantas, lejos, para evitar que concurran los enojados y hacer aprobar todo a libro cerrado.

Algunos comedidos  ahora se llegan al interior mostrándose preocupados por las derrotas partidarias y quieren arrancar de sus dirigentes el compromiso de seguir trabajando para el PJ. Tampoco hay sinceridad. No les dicen que todo lo que armen deberá ser puesto a disposición de Juan Manuel Urtubey en su ambición por seguir mostrándose aglutinador del peronismo. El es responsable, junto a Miguel Angel Isa y Manuel Santiago Godoy, del desastroso desempeño peronista en las elecciones. Y también en el Gobierno Provincial a quién la ciudadanía reclama mayor contracción y honestidad.

A los tres también les asiste el derecho en presentarse como candidatos. Pero debe preceder una declaración pública de que no se privilegiará a ninguna lista oficial, que habrá igualdad de trato. No es verdad que solo el Gobernador debe ser el Presidente del Justicialismo.  Si el Gobernador no es peronista, el PJ se queda sin Presidente?

Se impone ir creando el clima para interesar a los compañeros  a presentar listas en las próximas elecciones de autoridades partidarias en el 2018. Solo así el peronismo tendrá otra oportunidad de mostrarse comprometido con sus compañeros y la sociedad. Solo así se cortará la sangría de dirigentes. Solo así el Padrón de Afiliados, hoy raquítico, reverdecerá. Solo así los miles de compañeros hoy alejados retornarán a las huestes del mayor movimiento social en la historia de toda América Latina.

Para ello deben desterrarse el autoritarismo y las presiones. Libertad absoluta e igualdad de trato. Ningún privilegio. Ni para el Gobernador. Cualquiera sea. Los viejos y nuevos luchadores peronistas así lo merecen.

Si Juan Manuel Urtubey, Miguel Angel Isa y Manuel Santiago Godoy no se sienten comprometidos con una sana conducción, como responsables de sus fracasos electorales, les queda el recurso de renunciar y convocar a un Congreso Extraordinario para que consideren las mismas y/o intervenga el Consejo Provincial y la CAP para designar futuros responsables.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum one link per comment. Do not use BBCode.