El Gobierno envió al Congreso un proyecto que cambia el Monotributo

05/01/2021 | Revista Norte

Permite abordar problemáticas estructurales y coyunturales experimentadas por las personas monotributistas e incluye un aumento en las cuotas de hasta el 35%.

Las modificaciones propuestas en la iniciativa del Poder Ejecutivo apuntan a armonizar la transición entre el Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes (RS) y el Régimen General (RG), tanto en términos administrativos como en los montos de las obligaciones que deben afrontar las personas monotributistas.

El proyecto, que será debatido en las sesiones extraordinarias, también contempla la actualización para las escalas y montos del monotributo correspondientes al período 2020, que comenzarán a regir cuando se apruebe el proyecto.

Los aumentos en las escalas regirán durante todo este año.

La iniciativa podría llegar al recinto desde el 20 de enero, cuando ya se ha previsto una sesión del pleno con otros temas incorporados a extraordinarias.

Con lo que dispone el proyecto, por ejemplo, en la categoría H, la facturación anual tope pasará de $1.739.493,79 a $2.353.535,10. Y en la categoría K de $2.609.240,69 a $3.530.302,65.

En cuanto a los aportes, en la categoría más baja que es la A, permitirá una facturación anual de hasta $282.424,20, en lugar de los $208.739,25 actuales, de $168,97 a $228,62; la contribución para el sistema previsional, de $745,49 a $1008,65, y el aporte a la obra social, de $1041,22 a $1408,77. Así, el importe total, que en los escalones más bajos del monotributo es igual para actividades de servicios o de comercio, subirá de $1955,68 a $2646,04, siempre sujeto a la aprobación de la ley, especificó el diario La Nación.

Para estar en la categoría B, la facturación máxima permitida se elevará de $313.108,87 a $423.636,30. El impuesto integrado pasará de $325,54 a $440,45; el pago al sistema jubilatorio, de $820,04 a $1109,51, y el aporte a la obra social, de $1041,22 a $1408,77. El monto total a abonar mensualmente será de $2958,73.

La AFIP plantea un esquema en donde la salida del monotributo y la entrada al régimen de autónomos tenga un aterrizaje más sencillo. En el organismo repiten que será un puente entre uno y otro sistema

“Para poder tomar esto sólo vamos a analizar el componente de la facturación y, si se pasó hasta un 25%, va a poder volver al régimen del monotributo por un período fiscal. Un ejemplo de esto es que para una persona que superó en un 20% la facturación ahora deberá afrontar una deuda de $69.000 que, en el caso de pasar a ser autónomo tendría una deuda devengada de 942.000 pesos”, explicó una fuente de la entidad.

En el caso de que el exceso de ese 25% sea anterior al 31 de diciembre de 2020, va a poder computar 50% del crédito fiscal presunto. Si así fuese, para un monotributista que se pasó en un 40% la ecuación quedaría con que sin esta norma deberá afrontar una deuda de 1.360.000 pesos pero que, de aprobarse, deberá enfrentar un pago de 649.882 pesos.

Objetivos a largo Plazo

La norma que envió la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, tiene esa solución para los monotributistas en este contexto pero plantea un esquema en donde la salida del monotributo y la entrada al régimen de autónomos tenga un aterrizaje más sencillo. “Un puente entre uno y otro sistema”, repiten en el organismo.

Mientras el regreso al monotributo y el diferencial de 50% es sólo un por un año fiscal, hay otro capítulo de la norma que establece beneficios para el cambio de sistema y evitar lo que la AFIP denomina “salto al vacío”.

 “De aprobarse, la norma establecerá para todos los monotributistas que pasen al régimen de autónomos la posibilidad de utilizar todo el crédito fiscal que hayan acumulado en los 12 meses previos, una ventaja que habitualmente no está presente. Esto será un beneficio para el contribuyente y también plantea un beneficio para el Estado porque ahora los individuos actuarán como fiscalizadores porque querrán tener el crédito fiscal a futuro”, explicaron fuentes oficiales.

El otro beneficio es del “buen cumplidor”. Aplicará a aquellos monotributistas que, sabiendo que su facturación supera el límite del régimen, voluntariamente realizan el cambio de sistema. En este caso, además de la acumulación de los últimos 12 meses del crédito fiscal obtendrán una reducción en el IVA.

“El cumplidor va a tener un beneficio que es la reducción del pago de 50% del IVA durante el primer año, del 30% en el segundo y del 10% en el tercero”, señalaron fuentes de la AFIP. “Esto va a quedar en el sistema, la vuelta atrás al régimen de monotributo es sólo por este ejercicio fiscal pero los beneficios de acumular crédito fiscal durante 12 meses y la reducción del pago del IVA para aquel que voluntariamente declare el traspaso de monotributo a autónomo en tiempo y forma formarán parte del sistema de ahora en más una vez que la ley sea aprobada”.-

 

Fuente: Congreso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum one link per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.