SALTA. Justicia por el militante radical secuestrado y asesinado durante la dictadura militar

06/09/2022 | Revista Norte

LESA HUMANIDAD 

Por el crimen de Fidel Yazlle, el policial Soraire recibió la pena de cadena perpetua.

Sus victimarios, los policías Andrés del Valle Soraire y Mario Palermo, estaban en el banquillo de acusados. Soraire fue sentenciado a perpetua, Palermo recibió la impunidad de la muerte.

El hecho ocurrió en el pueblo de Coronel Juan Solá (también conocido como Estación Morillo), del departamento Rivadavia, al norte de Salta.

La víctima fue secuestrada en febrero de 1977, y todos los indicios apuntaron a que fue represaliado por el hecho de sospechar de la corrupción del entonces intendente de facto de Coronel Juan Solá, Humberto Lazarte, y del comisario de la localidad, Adolfo Zenón Avila.

Fidel Yazlle, un comerciante y militante radical salteño, descubrió una trama de corrupción dentro de la administración provincial del gobierno de facto. “Toto”, un simple comerciante radical, los acusaba de contrabando, talas clandestinas de árboles y otros ilícitos.

El hombre había radicado las denuncias correspondientes contra Lazarte y Avila, que desaparecieron de la Unidad Regional de Orán y el destacamento de Gendarmería de Embarcación.

En 1977 Fidel Yazlle tenía 36 años. Era dueño de un bar, que a la vez funcionaba de comedor y hospedaje. En él despuntaba su militancia radical y junto con otros vecinos de Coronel Juan Solá denunciaron las acciones corruptas del intendente nombrado por los militares.

Tras 45 años, Andrés del Valle Soraire es el único acusado de integrar el grupo que secuestró y asesinó a Yazlle que permanece vivo. Palermo recibió la impunidad de la muerte.

Las acusaciones que Yazlle formalizó ante la Unidad Regional de Policía de Orán y el destacamento de Gendarmería de Embarcación, poco antes de ser asesinado, implicaban al interventor municipal de facto, Humberto Lazarte, y al comisario del pueblo, Adolfo Zenón Avila, en supuestos contrabandos de mercaderías y en la tala indiscriminada de árboles.

En este contexto, en la noche del 11 de febrero de 1977, Yazlle fue sorprendido en las puertas de su negocio por sujetos armados que lo subieron en una camioneta Ford F-100 blanca con franjas laterales, lo acribillaron en la ruta nacional 81, camino a Pluma de Pato, y colocaron su cuerpo en las vías del ramal C-25, donde terminó despedazado.

Andrés del Valle Soraire es el único de los acusados de integrar el grupo que secuestró y asesinó a Yazlle que permanece vivo. El hombre habría liderado la denominada Guardia del Monte, un grupo parapolicial que operaba en todo el territorio provincial. Mario Palermo, otro acusado, murió hace menos de un mes en medio de las audiencias.

En el inicio de este juicio, 45 años después del crimen, los fiscales Carlos Amad y Juan Manuel Sivila afirmaron que Palermo y Soraire dispusieron y ordenaron el crimen “desde sus respectivas posiciones funcionales, a través del control del aparato organizado de poder de la policía de la provincia de Salta, dentro del marco del plan sistemático de represión ilegal implementado durante el terrorismo de Estado en nuestro país”.

Hoy, tras 45 años, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de Salta -integrado por Federico Santiago Díaz, Mario Marcelo Juárez Almaraz y Marta Liliana Snopek- dio su veredicto en el marco de los Juicios de Lesa Humanidad; y el policía asesino Soraire recibió perpetua por el crimen de Fidel Yazlle. Palermo recibió la impunidad de la muerte.-

 

Fuente: TV Pública

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum one link per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.