Orán sin rumbo. Ya no hay guardias en neonatología

27/06/2013 | Revista Norte

CRISIS EN EL NORTE. SE AGRAVA LA SITUACIÓN EN EL HOSPITAL SAN VICENTE DE PAÚL

Se quedó sin guardias el servicio de Neonatología

Tomaron esta decisión por falta de recursos humanos y de equipamiento para brindar el servicio. Sostienen que se exponen a demandas judiciales en caso de producirse algún problema con un paciente.

La situación del servicio de Neonatología del hospital San Vicente de Paúl de la ciudad de Orán se agravó ayer con la renuncia a las guardias de otros dos profesionales, los que se sumaron a los tres que hicieron lo propio en abril pasado. Si este problema no se resuelve en el plazo de 30 días, los médicos se limitarán a cumplir las 30 horas de planta semanales de acuerdo a lo que está expresado en sus respectivas declaraciones juradas, con el consiguiente perjuicio que traerá para la atención de los recién nacidos con problemas de salud.

Los profesionales adoptaron esta decisión por la difícil situación que atraviesa el servicio, que carece de recursos humanos y de equipamiento para poder desarrollar con normalidad la actividad, lo que les impide asegurar la correcta atención de los pacientes. Sostienen que por estas falencias se exponen a afrontar demandas judiciales en caso de producirse algo grave con algún paciente.

El Tribuno efectuó ayer una recorrida por el sector de terapia intensiva donde están internados ocho bebés, la mayoría de ellos con problemas de peso, que oscilan entre los 800 y 900 gramos. En esas circunstancias los médicos mostraron que no hay la cantidad suficiente de bocas de oxígenos, respiradores, blender, monitores, bombas de infusión, entre otros. El 90% de los recién nacidos que deben ser internados en terapia tienen problemas respiratorios y para ello necesitamos contar con los elementos básicos para compensarlos porque de lo contrario corren riesgo de muerte”, expresaron.

Los médicos manifestaron que hay equipamientos en los depósitos para ser reparados y que la mayoría de ellos se están deteriorando. “Hay pedidos que datan desde hace dos años y lo que vemos es que nada se hace para reponer lo que se rompe”, se quejaron.

Según lo médicos, Neonatología es el sector más crítico de cualquier hospital y, por lo tanto, merece una particular atención. Lo que ellos observan es que no hay interés de las autoridades sanitarias por resolver este problema. Este fue el motivo por el que el jefe del servicio, Federico Retambay, presentó la renuncia hace dos meses y hasta el momento no se designó a un reemplazante. Este médico decidió ahora renunciar a la guardia junto a su hermana Liliana Retambay. El 14 de abril lo habían hecho los doctores María Albana Gelatti, Gabriela Ramos y Franz Acalle.

La planta se compone de siete profesionales, pero actualmente están trabajando solo cinco, ya que los restantes están con parte de enfermo. “Desde el 2011 venimos reclamando la designación de al menos tres profesionales más y hasta el momento no hemos tenido ninguna respuesta y en estas condiciones no podemos seguir, porque nos exponemos a soportar denuncias si ocurre algo grave”, advirtieron.

Los riesgos

Julia Pizola, delegada de Apsades, sostuvo que la renuncia a las guardias de todo el equipo de Neonatología pone en riesgo al grupo etario más crítico del sistema de salud. “Los reclamos que vienen planteando los médicos son justos y frente a esta emergencia solicitamos la presencia del ministro de Salud, Enrique Heredia, para que compruebe con sus propios ojos lo que aquí está pasando”, dijo

La dirigente gremial Ramona Riquelme se sumó a los reclamos y expresó su total apoyo al planteo de los médicos. “Lamentablemente nos hemos quedado en el tiempo porque este hospital viene funcionando como hace treinta y tres años, y todo igual, sin que se haya realizado ningún cambio de relevancia”, afirmó.

 Admiten la falta de personal

Julio Cortés, gerente del hospital San Vicente de Paúl, reconoció que al servicio de Neonatología le faltan médicos, pero negó en forma terminante la carencia de equipamientos que aducen profesionales. “La carencia de neonatólogos es algo que se repite en todo el país, ya que se trata de una especialidad similar a la de los anestesistas, cuyo número es limitado”, dijo.

Cortés aseguró que desde hace varios meses solicitó la designación de tres médicos y que está a la espera de que el Ministerio de Salud disponga los nombramientos.

“El problema de ahora se produjo porque dos médicos están con licencia y esperamos solucionar esto cuanto antes”, señaló.

Respecto a los equipamientos, el funcionario sostuvo que terapia intensiva cuenta con los elementos que se requieren para cualquier emergencia, con lo cual descartó que el servicio esté en riesgo. Explicó que las estadísticas de 2012 marcaron que en terapia intensiva se atendieron 650 casos de recién nacidos con distintas patologías. “Esto demuestra que hubo un promedio de dos pacientes por día y con los elementos que hay en el hospital se pueden atender sin ningún inconveniente las distintas emergencias”, aseguró Cortés.

Por otra parte, el gerente manifestó que él se manejo con estadísticas “y los números me demuestran que no hay ningún riesgo; lo que sí debemos solucionar cuanto antes es la designación de nuevos médicos”, dijo.-

 

El Tribuno

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum one link per comment. Do not use BBCode.