A 105 años del genocidio armenio

24/04/2020 | Revista Norte

DERECHOS HUMANOS

Este 24 de abril se conmemora un nuevo aniversario del secuestro y ejecución de 250 líderes armenios, antecedente inmediato del genocidio que se cobró la vida de cerca de dos millones de civiles. El investigador Alexis Papazian aborda la importancia de los estudios históricos sobre este y otros crímenes de lesa humanidad.

Se conmemoran 105 años de uno de los hechos más aberrantes -y probablemente menos conocidos- de la historia del siglo XX: el genocidio armenio.

El 24 de abril de 1915 autoridades otomanas detuvieron y ejecutaron a cerca de 250 miembros de la comunidad de armenios en Estambul. Aquella jornada se convertiría en el principio del horror: se calcula que entre un millón y medio y dos millones de civiles armenios​ fueron perseguidos y asesinados por el gobierno de los Jóvenes Turcos en el Imperio otomano, entre 1915 y 1923.

Hasta el momento, y pese a la presión internacional ejercida por la República de Turquía (sucesora del Imperio Otomano), al menos 30 países han reconocido el genocidio, entre ellos, Alemania, Francia, Holanda, Rusia, Estados Unidos, Uruguay y la Argentina.

Como cada año, una de las instituciones armenias más reconocidas, la Fundación Luisa Hairabedian (FLH) convoca a una serie de actividades a distancia para recordar el primer genocidio del siglo pasado. La cita es hoy a las 19, a través del Instagram Live @flhairabedian, a cargo de Alexis Papazian (FLH/UBA) y Mariano Nagy (CONICET UBA), con auspicio de la Cátedra Libre de Derechos Humanos de la Facultad de Filosofía y Letras. 

Para entender el contexto político y económico de aquel crimen y sus consecuencias, Canal Abierto dialogó con el historiador e investigador sobre genocidio armenio, Alexis Papazian.

 

Publicado en Canal Abiertno / Entrevista: Diego Leonoff

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum one link per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.