Alfonsín sobre el espionaje ilegal: ‘Me resulta difícil entender el silencio de mi partido’

25/06/2020 | Revista Norte

El exdiputado y militante radical expresó sus coincidencias las políticas del actual gobierno y marcó las diferencias que posee con la actual oposición en el marco de la pandemia.

Habló de todo. Especulación electoral, fue la palabra que utilizó el embajador argentino en España, Ricardo Alfonsín, para referirse a la actitud de su partido al manifestarse en contra de las políticas del actual gobierno, también mostró su deseo de que haya una oposición responsable. Además, se mostró a favor del gobierno respecto al caso Vicentin y sobre la negociación de la deuda.

► ¿Qué expectativas tiene para el sector económico?

  • Las mismas que existen para el mundo, no solo para la Argentina. Cualquiera haya sido la estrategia adoptada por los países frente a la pandemia va a sufrir consecuencias graves. Cualquier país del mundo. Incluso los que priorizaron la economía van a tener problemas más severos de los que podemos tener nosotros. Es necesario decirle a la sociedad que vamos a vivir momentos complejos, que van a ser superados y se van a superar más fácil si hay una actitud responsable por parte de la dirigencia política, económica y social. Me refiero a una actitud solidaria. Naturalmente, el mayor esfuerzo lo tendrán que hacer los que están en condiciones, los más pobres no pueden hacer absolutamente nada, no pueden hacer más esfuerzo del que ya están haciendo.

► ¿Cree que la cuarentena debe continuar de este modo? ¿Se debe restringir más?

  • No soy un experto en infectologia, de manera que no puedo opinar sobre las consecuencias sobre las decisiones sanitarias. Sí, confío en las decisiones que toma el gobierno porque no son decisiones que toman personas que no conocen sobre el tema. El gobierno desde el principio ha consultado a los principales infectologos del ámbito público y privado, y los principales del mundo, a los cuales debemos agradecerles de haber colaborado.

► ¿Las decisiones que se han tomado son las correctas?

  • A juzgar por los hechos, sí. Creo que las decisiones que se han tomado son las correctas. Los países que han hecho una cuarentena muy débil, hoy tienen problemas sanitarios gravísimos y encabezan el ranking de contagios y muertes. Y los problemas económicos son aún más severos. Desde el punto de vista ético la acción es correcta. Es difícil, desde el punto de vista ético, encontrar argumentos que puedan justificar la postergación de los problemas de la salud y la vida por razones económicas. Desde el punto de vista sanitario la verdad que la decisión ha sido correcta.

► ¿Cómo ve la decisión que tomó el Gobierno de Brasil?

  • El banco Mundial estima que la caída del PBI será superior a la caída del PBI en Argentina. En Estados Unidos también tienen problemas muy serios. Suecia tiene previsto una caída del PBI muy importante.

► ¿Es suficiente, alcanza la implementación IFE para los sectores más vulnerables?

  • No, por supuesto que no. La situación estará mucho mejor cuando podamos superar la pandemia. Cuando la economía pueda funcionar de manera normal. Pero de ahí, a reclamarle al Gobierno desde la oposición que en seis meses haya mejorado la situación económica es poco serio. Son poco serios los que dicen que la situación económica se ha complicado respecto a lo que fue diciembre del 2019, no podía no complicarse. Se complicó en todo el mundo.

► ¿Cree que hay especulaciones políticas dentro de esos reclamos?

  • Hay algunos que están haciendo especulaciones políticas electorales y desde ese punto de vista es más rentable para ellos que la sociedad crea que los problemas económicos que hay fueron adoptados por las políticas del actual Gobierno. Ellos saben perfectamente que no es así. Espero que la sociedad se de cuenta que no es así. Estamos viviendo un hecho que no tiene precedentes, es como si hubiera estallado una bomba, y queremos que la economía funcione normalmente, que no se recienta.

► ¿Cree que el resultado económico sería distinto si no hubiese pandemia?

  • Si no hubiera existido pandemia, hoy la sociedad tendría una expectativa muy diferente respecto de lo que podría ser en el futuro la economía, porque con las políticas que se habían anunciado durante la campaña seguramente las cosas hubieran empezado a mostrar una luz y clara al final del túnel.

► ¿Qué opinión tiene respecto al caso Vicentin?

  • La opinión que tengo como radical, la respuesta es previsible. La visión del Gobierno es la correcta, no solo legalmente sino política y económicamente. Más allá de que dijo que está dispuesto a escuchar todas las ideas que puedan representar una solución mejor para resolver este problema. Creo que este debe ser el único país del mundo en el que una empresa que ha dejado colgado al estado en 500 millones de dólares. Que ha dejado colgado a productores y proveedores en cerca de 400 millones de dólares organiza actos en solidaridad con la empresa, y victimiza a la empresa. Acá las únicas víctimas son los productores, las cooperativas y somos los Argentinos que vemos como el estado ha sido burlado en sus créditos y hoy tiene dificultades para cobrar cerca de 500 millones de dólares.

► ¿Comparte la posición que tiene el Radicalismo sobre el caso Vicentin?

  • No puedo creer la posición que tiene el partido, porque de Radical no tiene nada.

► ¿Qué opina de la causa por espionaje ilegal?

  • Es muy grave. La justicia debe actuar lo más rápido posible respetando todas las garantías procesales para que se pueda determinar si se trataba de una célula loca o si había responsabilidades mayores. Y en todo caso determinar las acciones que correspondan en el código penal.

► ¿Cómo ve la posición del radicalismo sobre la causa por espionaje ilegal?

  • Respecto del silencio de mi partido, también me resulta muy difícil de entenderlo. Si hubiese sido presidente del partido, lo menos que hubiera hecho es manifestarme para pedirle a la justicia que llegue hasta las últimas consecuencias, que investigue a fondo y que determine las responsabilidades que puedan existir en este caso y que sancione como corresponde, porque nosotros hemos sido parte del frente que lo llevó al PRO al Gobierno, de manera que el partido debería estar especialmente preocupado para que se aclaren las cosas. Lo mismo haría si fuera presidente del Pro, en lugar de andar tratando de relativizar, de negar hechos que se están produciendo en el ámbito judicial.

► ¿Cómo ve el papel de la oposición en Argentina?

  • Espero que haya una oposición responsable, que deje de especular en torno a elecciones del próximo año y asuma o defina su posición en función de lo que es mejor para el país. Que esté dispuesta a colaborar y construir.

► Usted que tiene tantos años dentro del radicalismo ¿Por qué cree que el radicalismo tiene estas posturas sobre Vicentin y sobre la causa por espionaje ilegal?

  • Creo que por razones nada más que electorales. El partido lamentablemente, los dirigentes que coyunturalmente, circunstancialmente están ocupando los principales ámbitos de decisión o los ámbitos más visibles, y que son más promovidos, están más preocupados por los resultados electorales, que por las ideas o por los proyectos. Y nada me indica que después de octubre esto haya cambiado en el partido, lamentablemente. Yo pensaba que iba a cambiar, que iba a haber correcciones, pero veo que los principales dirigentes del partido siguen actuando como si del 2015 al 2019 se hubieran hecho las cosas muy bien. Como si todo hubiera salido bárbaro. Como si nosotros no hubiéramos apoyado políticas que nada tiene que ver con lo que pensamos que hay que hacer. Ahora mismo están cometiendo el error inverso al que cometieron desde el 2015 al 2019, apoyando políticas que no debíamos apoyar. Y ahora están oponiéndose a políticas que deberían apoyar.

► ¿Qué expectativa tiene sobre Alberto Fernández como Presidente?

  • Yo quiero que le vaya muy bien, porque de ese modo le va a ir muy bien a los argentinos. Que le vaya bien a un gobierno no solo depende de que las decisiones que toman sean las correctas, sino también de los comportamientos de la oposición, y cuando hablo de la oposición, hablo del complejo político, económico, social, cultural e ideológico que se opone a la política del gobierno. Ese complejo opositor puede hacer fracasar las políticas del gobierno. Y yo quiero que le vaya bien al gobierno por todos los argentinos. Porque además si no le va bien, pueden volver otra vez las políticas neoliberales que nos gobernaron desde el 2015 hasta el 2019 para terminar la tarea que quedó pendiente en esos cuatro años. Probablemente abrir la economía de par en par, probablemente privatizar el resto de lo público. Probablemente reducir el derecho de los trabajadores, probablemente privatizando el sistema de seguridad social, probablemente privatizando o arancelando las universidades. Estoy seguro de que si hubiera un nuevo triunfo del pensamiento neoliberal que representa hoy Juntos por el Cambio, se aplicarían esas políticas, y sin duda serían muy dañinas para el país. Espero que los Argentinos nos demos cuenta antes de cometer el error de acompañarlas.

► ¿Se podrá solucionar el tema de la deuda?

  • Esperemos que sí, hay algunos que parecen que no quieren. Uno los escucha en televisión y tiene la sensación de que parece que quieren que la Argentina pague todo, absolutamente todo aunque no pueda. Y eso representa un sacrificio en términos de condiciones de vida de los argentinos.

 

Fuente: NA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum one link per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.