Atentado contra CFK. Los tres abogados del jefe de los copos de azucar y sus vínculos con el PRO

21/09/2022 | Revista Norte

VIDEO 

El periodista de La Nación contó quiénes son los tres abogados de un mismo implicado en el atentado contra la Vicepresidente. Los letrados son de los más caros de Buenos Aires. Entonces se hace la pregunta: «¿Cuántas toneladas de copos de azucar tendrá que vender para pagarle a todos estos abogados?». Estos letrados están vinculados con el PRO y con la AFI macrista.

El «jefe del emprendimiento de los copos de azucar» preso por ser partícipe del atentado contra la Vicepresidente de la Nación, Cristina Fernandez de Kirchner, designó a tres abogados para que lo defiendan en la causa. Gabriel Nicolás Carrizo, nombró primero al letrado Gastón Marano, uno de los más caros abogados de la city porteña que era también asesor del senador nacional del PRO por Chubut, Ignacio Torres, en la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia (Torres lo desvinculó de ese cargo al trascender que defenderá al magnicida). Marano fue asesor además de la embajada de los Estados Unidos.

El jefe de la banda de los copitos se da el lujo de nombrar a otros dos abogados más para que lo defiendan, con lo cual sumó hasta tres letrados. La otra abogada de Carrizo es Brenda Salva, que se desempeña desde mayo pasado como asesora de la diputada nacional del PRO por la provincia de San Luis, Karina Bachey.

El tercer letrado de Carrizo es Fernando Sicilia, también representante legal de los ex agentes de la AFI Facundo Melo y Leando Araque, integrante del grupo «Super Mario Bros» que son investigados por maniobras de espionaje ilegal a dirigentes opositores, sindicalistas, periodistas y referentes sociales, durante el gobierno de Mauricio Macri.

El periodista de La Nación, Carlos Pagni, lo cuenta:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum one link per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.