En agosto hubo aumento de la inversión en capital, en políticas de inclusión social y asistencia a los sectores críticos afectados por la pandemia

22/09/2021 | Revista Norte

El Sector Público Nacional registró un gasto primario de 147.756 millones de pesos, excluyendo los ingresos del Aporte Solidario.

El Sector Público Nacional (SPN) registró en agosto un déficit primario de $147.756 millones y un déficit financiero de $216.313 millones, ambos sin considerar los ingresos asociados al Aporte Solidario . Si se adicionaran estos últimos, el déficit primario totalizaría $124.836 millones y el financiero $193.393 millones. Así, al mes de agosto se acumula un déficit primario de $431.504 millones (1,0% del PBI) y un déficit financiero de $870.554 millones (2,0% del PBI).

El gasto primario aumentó casi 65%, informó el Ministerio de Economía de la Nación. Asimismo, los cambios y mejoras en el esquema tributario junto a una tendencia positiva y sostenida de la actividad económica permitieron un incremento significativo también en los ingresos del Sector Público Nacional.

En el período de referencia los Ingresos totales del SPN ascendieron a $735.712 millones (+70,1% i.a.) que, excluyendo al Aporte Solidario, alcanzarían los $712.792 millones (+64,8% i.a). Los ingresos tributarios crecieron 68,1% i.a., impulsados por tributos sensibles a la actividad económica, como el IVA neto de reintegros (+$57.011 millones; +83,1% i.a.) y los Créditos y Débitos (+$24.933,5 millones; +66,0% i.a.) y por los derechos de exportación (+126,1% i.a.). A su vez, la recaudación asociada al Impuesto a las Ganancias también presentó un crecimiento por encima de la inflación (+$31.342,2 millones; +67,2% i.a).

Los Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social se incrementaron 57,3% i.a., sosteniendo así la dinámica de crecimiento real positivo evidenciada en los meses anteriores. Cabe mencionar que estos ingresos se encuentran disminuidos por las exenciones para aliviar la carga tributaria al sector de la Salud, los sectores críticos del programa REPRO II y las provincias del Norte Grande.

En cuanto a los ingresos no tributarios (+274,4% i.a.), se destaca lo registrado en agosto por el Aporte Solidario y Extraordinario, que se utiliza exclusivamente para gastos destinados a morigerar los efectos de la pandemia (Ley N° 27.605). Por su parte, la suba en las rentas de propiedad (+185,6% i.a.) obedece al cobro de servicios por préstamos ARGENTA del Fondo de Garantía de Sustentabilidad que se encontraba suspendido en 2020 (+$2.922,2 millones) y al incremento de las rentas de Fondos Fiduciarios del SPN (+$4.204,3 millones), entre otros. Por último, la contracción de los recursos de capital se explica por lo dispuesto en la Ley N° 27.574, que suspendió el financiamiento a la ANSES por parte del FGS para hacer frente a las erogaciones del programa de reparación histórica.

En cuanto a las erogaciones del SPN, el gasto primario registró en agosto una suba de 64,8% i.a., que asciende a 87,3% si se excluye el gasto COVID en 2020 y 2021. Esta expansión de 87,3% implica un incremento real del gasto de 24% impulsado por la inversión de capital y las distintas políticas de inclusión social desplegadas por el Gobierno.

Las transferencias corrientes al sector privado presentaron un crecimiento de + $111.645 millones (+64,9% i.a; +182,9 % i.a neto de gasto COVID). En este universo se destacan los incrementos de tres programas: Políticas Alimentarias (+$17.236,4 millones), producto de la decisión del Gobierno Nacional de incrementar la asignación en febrero 2021 (50%) y de ampliar el universo de beneficiarios hasta 14 años, inclusive; Potenciar Trabajo (+$7.145,8 millones), por el aumento de titulares y del Salario Mínimo Vital y Móvil; y, por último, Acciones de Empleo (+$10.089,9 millones) – principalmente REPRO II – por la asistencia a los sectores productivos afectados de forma crítica por la pandemia.

Adicionalmente, debe resaltarse la inversión en el programa PROGRESAR (+$3.398,5 millones) y Formación de Recursos Humanos Sanitarios y Asistenciales (+$2.351,4 millones), este último asociado al pago de bonos realizados al personal de la Salud. Además, cabe mencionar lo acontecido con la Asignación Universal para Protección Social (+131,7% i.a.), cuyo crecimiento se explica por el adelanto del complemento correspondiente a la presentación de Declaraciones Juradas por escolaridad. En cuanto al gasto en bienes y servicios, este registró una suba de $28.120,7 millones (+224,4% i.a.), asociado en su mayoría a la de adquisición de Vacunas COVID-19.

En materia de subsidios energéticos, se destaca que respecto al año 2021 crece la asistencia a CAMMESA (+$89.460 millones), en tanto que decrecen los pagos del programa de Formulación y Ejecución de Políticas de Hidrocarburos (-$4.083,3 millones). Se señala que en el mes de agosto 2020 se registraron menores pagos efectuados a CAMMESA, lo cual afecta la base de comparación.

Las prestaciones de la seguridad social ascendieron a $294.923 millones (+46,3% i.a). Esta dinámica está explicada por la actualización de la fórmula de movilidad (Ley N° 27.609), que arroja mayores incrementos en línea con la recuperación de la recaudación y los salarios de la economía, como así también por el otorgamiento del bono de $5.000 a jubilados y pensionados que cobren hasta dos haberes mínimos. En el mismo sentido, las remuneraciones alcanzaron los $86.103 millones, registrando una suba por encima de la variación de los precios del periodo (+56,7% i.a).

Por otra parte, las transferencias corrientes al sector público presentan una variación de +$17.635 millones (+46,4% i.a; +73,9% i.a. neto de gasto COVID). En este concepto es menester mencionar las transferencias con destino a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por el cumplimiento de lo estipulado en la Ley Nº 27.606 y a la provincia de Buenos Aires en concepto del Fondo del Fortalecimiento Fiscal dispuesto en la Resolución 524/2020. Adicionalmente, se destacan las transferencias realizadas para atender los gastos de las cajas previsionales, en el marco de nuevos acuerdos con los gobiernos provinciales (+ $2.986,3 millones).

Por último, el gasto de capital registró una suba de +$25.355 millones (+123,4% i.a.). El crecimiento estuvo impulsado principalmente por mayor inversión de empresas públicas (+$6.821,7 millones), por la Dirección Nacional de Vialidad para la construcción de autopistas y autovías (+$6.027,9 millones) y la inversión realizada por el Ministerio de Defensa (+$1.052,5 millones) en el marco del programa Mantenimiento, producción y soporte logístico para la defensa. Además, se observaron mayores transferencias de capital a las provincias, entre las cuales se destacan aquellas realizadas al ENOHSA (+$2.487,9 millones), y las asignaciones para vivienda realizadas tanto por el Ministerio de Obras Públicas (+$1.925,5 millones) como por el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat (+$1.357,1 millones).-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum one link per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.