En qué consiste la ley de Etiquetado Frontal que Juntos por el Cambio se negó a tratar

06/10/2021 | Revista Norte

Existe en casi toda Sudamérica y el macrismo se resiste en defensa de los grandes empresarios.

El proyecto de ley busca poner información de forma clara en los alimentos que se consumen. Existe en Brasil, Chile y Uruguay, entre otros países de la región. El macrismo se opuso para congraciarse con el lobby de las empresas alimenticias

Por Elizabeth Pontoriero – APU

A pesar de contar con media sanción en el Senado, todavía no se sabe si Argentina tendrá Ley de Etiquetado Frontal con la que sí cuentan otros países de la región, como Chile, Uruguay y Brasil, ya que no se logró el quórum para poder debatir el proyecto en la Cámara de Diputados. El macrismo se opone a la iniciativa para congraciarse con el lobby de las empresas alimenticias, que no quieren saber nada con el proyecto.

La ley de Etiquetado consiste en colocar etiquetas con forma de octágono negro en la parte frontal de los alimentos y bebidas con la información de la cantidad de sodio, grasas saturadas, azúcares y valores energéticos que contienen, e indicando si poseen o no exceso de cada uno de ellos. Es algo recomendado por los especialistas en alimentación saludable.

Para saber qué alimentos deberán llevar las etiquetas, la Organización Panamericana de la Salud desarrolló un «Modelo de Perfil de Nutrientes» que indica los umbrales para identificar los productos procesados y ultraprocesados con excesivo contenido de azúcares, grasas totales, grasas saturadas, grasas trans y sodio.

Si esta ley logra aprobarse, las empresas elaboradoras de productos procesados estarían obligadas a incorporar las etiquetas en sus productos para informar qué “nutrientes críticos” en exceso contienen los alimentos que venden.

Según la OPS, distintas investigaciones indican que los consumidores se enfrentan a muchas dificultades para poder evaluar la información nutricional de lo que van a comer y con un sistema de etiquetado se puede facilitar esta tarea. Por lo tanto, es fundamental que las etiquetas que se utilicen logren atraer la atención de los consumidores, que sean comprensibles para que se pueda procesar y evaluar la información y que logren influenciar en las decisiones de la compra.

Actualmente, varios países de América Latina, entre ellos, Brasil, México, Chile, Uruguay y Perú tienen una ley de etiquetado que obliga a sus empresas a indicar de distintas formas los excesos en grasas, azúcares y sodio que contienen los alimentos procesados.

Con respecto a esto, la OPS reveló que existen estudios en los que se compararon los resultados de los distintos sistemas de etiquetado frontal que se emplean para informar a los consumidores sobre el exceso de ciertos nutrientes que se asocian con enfermedades y concluyeron que las etiquetas que se colocan en el frente de los alimentos, con forma de octágono, con fondo negro y letras blancas que indican “exceso de” cumplen mucho mejor que otros con la finalidad de informar y prevenir.

Según una publicación de la Organización Panamericana de la Salud, en la Argentina los factores de riesgo que más se relacionan con la mortalidad son la hipertensión, la diabetes, el sobrepeso y la obesidad; de allí, la importancia de medidas como la ley de etiquetado que pueda permitir promover las buenas prácticas en la alimentación.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum one link per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.