ENERGIA. Nuevas autoridades, segmentación y ¿tarifazos?

09/08/2022 | Revista Norte

Este fin de semana se dieron a conocer cambios de mando en la Secretaría de Energía. Mientras, las nuevas medidas para la quita de subsidios a los servicios básicos preocupan a los usuarios ya que los aumentos rondan entre 150% y 265% y alcanzarían a más hogares de los anunciados inicialmente.

En un nuevo capítulo de la novela económica, durante el domingo Sergio Massa apuntó a la salteña Flavia Royón como nueva secretaria de Energía, tras la salida de Darío Martínez. En la reorganización también se retiró Federico Basualdo como subsecretario de energía eléctrica y en su lugar ingresó Santiago Yanotti, actual vicepresidente de CAMMESA.

En Hidrocarburos también dejó su cargo Maggie Videla Oporto, y asumirá Federico Bernal, quien es hoy el interventor del Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS). En tanto, en la subsecretaría de Planeamiento Energético, asumirá Cecilia Garibotti en lugar de Santiago López Osornio.

Resta saber si seguirán en sus puestos la interventora del Ente Regulador de Electricidad (ENRE) María Soledad Manin; el gerente general de CAMMESA, Sebastián Bonneto; y el titular de ENARSA, Agustín Gerez.

Independientemente de estos nombramientos, las medidas en materia de Energía anunciadas por el flamante ministro de Economía continúan su rumbo.

La segmentación

La quita de subsidios es una de las medidas que ya venía gestándose con Martín Guzmán, y que luego continuó Silvina Batakis lanzando el formulario de inscripción. La misma se realizará a través de la segmentación de ingresos y el consumo de energías.

Hasta el momento sólo se conoce el tope de la electricidad, que es de 400kw para quienes se hayan anotado para mantener los subsidios y cumplan con los requisitos. Dentro de ellos, se distinguen tres grupos: El social, con ingresos menores a una canasta básica ($104.216,80 a junio); el medio, con ingresos de entre $156.325,2 y $364.758,8 y el de altos ingresos, superiores a $364.758,8. Los primeros dos pueden mantener los subsidios y el tercero los pierden.

Sin embargo, dentro del paquete de medidas anunciadas por Massa, se incorporó un nuevo grupo, que es el que integran los abonados con ingresos medios que también pueden perder los subsidios si superan el consumo de 400kw por mes.

Si bien el formulario de inscripción sigue abierto, el primer corte registró que se anotaron  9 millones de hogares y hay 4 millones de personas que no se inscribieron.

En este sentido, para quienes sí se anotaron y pidieron conservar los subsidios se hará un segundo corte. Quienes pagan tarifa social seguirán como hasta ahora. Para el resto de los que reciban subsidio pero no tengan tarifa social regirá el tope de los 400kw. Quien supere ese consumo pagará la tarifa plena sobre el excedente. Por ejemplo, si consume 401 kw, pagará 1 kw sin subsidio. Y si consume 500 kw, pagará más por los 100 kw excedentes. Esta segmentación no se promediará anualmente, sino que el consumo se tomará mes a mes.

¿Aumentos o tarifazos?

Si bien el anuncio inicial de la segmentación sostenía que sólo se aplicaría la tarifa plena al 10% más rico de la población argentina, el tope de ingresos fijado en $364.000 por hogar (tres canastas básicas y media) dejó fuera de los subsidios a muchos más hogares, pasando de ese anunciado 10% a un 30% de usuarios.

Quien salió al cruce fue la Defensoría de Usuarios y Consumidores (DEUCO). Desde la asociación tildaron la medida como “una quita extraordinaria de ingresos de los sectores trabajadores en un contexto de preocupante escalada inflacionaria y especulación respecto a los precios”.

Al mismo tiempo señalaron que “no se cumplieron los compromisos asumidos en las audiencias públicas que llevó adelante el Ministerio de Economía en mayo”. En principio se trataba de subas que iban a afectar a 970.000 usuarios de gas y 630.000 de electricidad, sin embargo, todo indicaría que el número final rondaría en más de seis millones tras la nueva segmentación y los topes de consumo.

DEUCO también advirtió que en el caso de las áreas de cobertura de EDENOR y EDESUR, las subas serían aproximadamente de un 265%.

Durante la semana pasada, la Secretaría de Energía anunció los nuevos precios para el gas natural que serán aplicados para los usuarios residenciales del servicio por red que se quedarán sin subsidio de acuerdo al ajuste temporal establecido por el Gobierno, entre el 1 de junio y el 1 de octubre. La recomposición tarifaria varía según la zona, y en algunos casos llega al 167%. Los aumentos se pagarán en tres cuotas y serán retroactivos a junio. La factura de diciembre será la que reflejará el nuevo importe.

La resolución ejemplifica que un hogar bajo la órbita de Metrogas que pierda los subsidios y que hoy paga por el gas $10,05 por metro cúbico, pasará a pagar en el primer escalón de la reducción de subsidios $13,41 por metro cúbico; $18,60 en el segundo escalón y $25,80 a partir del tercero. Es decir, más de un 150% de lo que pagan actualmente.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum one link per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.