«No tenemos tiempo y el Gobierno sigue prefiriendo contener a los mercados»

16/08/2022 | Revista Norte

DIPUTADA NATALIA ZARACHO 

‘Con Massa, vemos que los más humildes no estamos dentro de las prioridades del Gobierno’.

La diputada nacional y referente de la economía popular, Natalia Zaracho, habló sobre la gestión del Frente de Todos, el rol de las organizaciones sociales en los barrios, el feminismo popular y las políticas del Ministerio de Mujeres.

¿El Frente Patria Grande abandona la coalición de gobierno?

Zaracho, diputada Nacional y referente del Frente Patria Grande integrante del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) por la organización cartonera, explicó los ejes principales de su trabajo legislativo. En una entrevista con la agencia APU, opinó sobre la gestión del Gobierno, el rol de las organizaciones sociales en los barrios y describió cuál es la agenda que el feminismo debería militar para ser representativo.

LA ENTREVISTA:

APU: ¿Cómo ve la gestión del Frente de Todos en este momento?

Natalia Zaracho: Frente a la asunción de Sergio Massa como ministro de Economía y su agenda, desde Patria Grande vamos a hacer un congreso para discutir cómo vamos a seguir porque vemos que dentro de las prioridades del Gobierno no estamos los y las más humildes. No me refiero solamente a que no sale el Salario Básico Universal, del cual venimos hablando con diferentes sectores desde hace tiempo. Nuestra discusión pasa por atender la demanda interna que tenemos y cómo vamos a cumplir el contrato electoral de 2019, que no está pasando actualmente. Vemos que los gestos son siempre para los sectores que especulan y tensionan y creo que no podemos hablar del 2023 si no podemos garantizar un piso de ingresos para que los más castigados puedan comer.

Yo no ocupo un lugar en el Congreso para quedar bien con alguien, sino para representar a ese sector postergado que mientras los poderosos presionan y consiguen lo que quieren, todos los días se organiza y lucha solidariamente con lo poco que tiene. La política debe ser ordenadora, pero también tenemos que tener un termómetro en la cuestión social y eso no está pasando. Creo que es un error que la dirigencia política no lo vea y que compre que los principales referentes sociales van a contener la crisis social que se viene. En ese sentido, de ninguna manera promovemos los saqueos ni disturbios, pero sabemos que si seguimos en una falta de respuesta a los sectores populares eso se verá reflejado en las elecciones del 2023. Se estigmatiza a los pobres pero no se habla de los que son cada vez más subsidiados y beneficiados por el Estado. Si no retomamos el programa original del Frente de Todos vamos a perder las elecciones y no sería nada grato que vuelva un gobierno como el de Macri.

APU: ¿Por qué ahora?

NZ: Porque no tenemos mucho margen de tiempo y el Gobierno sigue prefiriendo contener a los mercados. Yo quiero discutir estos temas porque yo no veo la pobreza como números por TV, lo vivo diariamente en mi barrio de Villa Fiorito. La realidad es que tomar decisiones en favor de los más humildes implica seguramente pelearse con los que concentran, los que se llenan de plata a costa del dolor del pueblo. Nosotros acompañaríamos un proceso de ese tipo, transformador. Si todos nos quedamos callados y aceptamos cada decisión en favor de los poderosos, siempre van a seguir favoreciéndolos. No estamos dispuestos a quedarnos callados mientras el pueblo sufre.

APU: ¿Hay una decisión tomada o se tomará con tiempo de una manera orgánica?

NZ: Represento a un sector y tengo mis ideas pero toda decisión será colectiva. Nosotros ocupamos lugares para hacer cumplir el programa que acordamos con nuestros compañeros y compañeras, para transformar las cosas. Dar esta discusión no quiere decir que nos vamos a ir del Frente de Todos, simplemente estamos planteando una discusión. Quizá armemos un interbloque o alguna variante, ya veremos. Nuestro objetivo es representar a las mayorías y la cabeza piensa donde pisan los pies.

APU: ¿Faltan más patas en el barro?

NZ: Soy diputada desde diciembre y me doy cuenta de que este lugar de legisladora está preparado para determinada clase social que te termina aislando de las necesidades concretas del pueblo. Hay mucha gente que no pisa un barrio popular y no conocen la situación real de la gente. Además, hay que recordar que la alternativa a esto es el macrismo, el mismo que nos dejó una deuda externa impagable que fue una estafa con el Fondo Monetario Internacional. Eso es lo que está enfrente esperando.

APU: ¿Qué rol están cumpliendo hoy las organizaciones sociales en los barrios?

NZ: En lo político las organizaciones sociales tenemos diferentes miradas. Algunas deciden no movilizar, quedarse tranquilas. Nuestra responsabilidad es decir la verdad de lo que está pasando con el sector que representamos y esa realidad tiene que ver con que la gente se está muriendo de hambre. Algunos dirigentes sociales quieren hacer creer que van a poder controlar la crisis social y eso va a ser imposible si la situación se sigue agravando. Nos queda poco tiempo de Gobierno y hay que pensar una agenda real que incluya medidas concretas para los más postergados porque no somos parte del Frente Todos para administrar esta crisis y profundizarla. Estamos para plantear las diferencias y para cambiar lo que podamos.
Por otro lado pedimos que se reconozca la Economía Popular que son aquellos que se organizan su trabajo y se inventan su salida laboral. Nosotros no somos los culpables de esta crisis, somos la solución porque planteamos una propuesta. Hay un problema de la riqueza estructural en nuestro país, por eso planteamos discutir la riqueza para solucionar el tema de la pobreza.

APU: ¿En qué sentido son la solución?

NZ: La Economía Popular es una respuesta, los planes de trabajo nosotros los convertimos en trabajo. Nosotros nos inventamos nuestro propio trabajo, y salimos organizados por nuestros derechos porque nadie nos regala nada. Plantean que nosotros somos el gasto pero siempre buscamos dar una respuesta organizándonos. Tenemos un país que produce mucho alimento sin embargo la gente no puede acceder a la comida prácticamente. Debemos desarrollar un plan integral de vivienda también y solucionar un montón de problemas actualmente. Pero insisto debemos dar un debate, siendo aplaudidores no sumamos.

APU: ¿Cuáles son los principales ejes de tu trabajo legislativo?

NZ: Nosotros presentamos “La ley de Envases”, pero aun no salió y la seguimos militando. También presentamos la “Ley de Emergencia en adicciones” porque cuando hay crisis los problemas de consumo crecen a la par de los narcos en los barrios populares. Otro de nuestro principales objetivos a discutir en el Congreso es el “Salario Básico Universal” que queremos que salga por una decisión política y que no hay tiempo que perder. Estamos trabajando también con un proyecto reinserción social con salud, educación y trabajo para las personas privadas de su libertad. Esto implica la posibilidad de formarse en las cárceles y contar con centros productivos para insertarse laboralmente cuando salen. Tenemos una experiencia muy importante con la rama de Liberadas y Liberados que viene haciendo un gran laburo en cooperativas de diferentes rubros. El objetivo es contener con trabajo y un Estado presente para disminuir la reincidencia en el delito.

APU:¿Qué mujeres fueron influyentes en tu formación política?

NZ: La mujer que más me influenció fue Cristina Fernández. Ni hablar de Evita, porque vengo de una familia peronista. Ocupar un lugar en la política es muy difícil siendo mujer y mucho más si venís de un barrio popular, tenés hijos y te encargas de las tareas de cuidado. Pero asumo este rol con mucha responsabilidad y me siento muy acompañada por mis compañeros y compañeras.

APU: ¿Por qué consideras que vos sos una referente de tu espacio?

NZ: Porque soy parte de un espacio político que expresa la voz y representa a los sectores que faltan. En mi caso soy una compañera más. Nunca me imaginé estar ocupando este lugar tan importante de representación entre mis compañeros/as. Por eso no tengo miedo de volver a ser cartonera. Los lugares son colectivos y circunstanciales, pero el objetivo tiene que ser cambiar las cosas. Yo no tengo aspiraciones individuales, quiero seguir en mi barrio y transformar de forma colectiva desde el lugar que me toque.

APU: ¿Qué es para vos el feminismo popular?

NZ: Es un feminismo que nos represente a todas, que pelee por tierra, techo y trabajo. También que pelee por un Salario Básico Universal porque es necesario conseguir un ingreso fijo para subsistir porque la violencia es en términos económicos también. Entonces, una agenda feminista que discuta temas alejados de la realidad concreta y cotidiana no es representativa. No alcanza con los cupos por género, queremos compañeras que discutan la urgencia de las necesidades de los barrios populares. Hoy tenemos un Ministerio de Mujeres donde no me siento representada porque no generó ninguna política pública feminista para los barrios populares. Necesitamos una mirada más representativa.

APU: ¿Qué es el poder y para que lo necesitamos?

NZ: Hay un  poder en manos del capital concentrado y otro popular que es la comunidad organizada. Es algo que se disputa todo el tiempo y lo necesitamos para lograr transformaciones desde lo colectivo, reales y concretas.

 

Fuente: APU

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum one link per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.