Organizaciones originarias y sociales una vez más perseguidos por el poder en Jujuy

12/01/2021 | Revista Norte

Cédulas judiciales comenzaron a llegar contra dirigentes.  Curiosamente sucede tras la multitudinaria manifestación del 15 de diciembre en San Salvador de Jujuy.

Las organizaciones convocaron a conferencia de prensa para el miércoles a horas 10:00 en Plaza Belgrano, en el centro de San Salvador de Jujuy.

Días atrás comenzaron a llegar cédulas judiciales a las casas de compañeros y compañeras de la provincia de Jujuy, intimándolos a notificarse de que se hallan en falta contravencional por las marchas y movilizaciones que se realizaron en diciembre pasado.

Este claro intento de intimidación, que profundiza la criminalización de la protesta social en la provincia, está dirigido a militantes y dirigentes del Consejo de Pueblos Originarios Llankaj Maki, la CTA Autónoma, el MAP y la FeNaT-CTAA, entre otras organizaciones. Curiosamente sucede tras la multitudinaria manifestación del 15 de diciembre en San Salvador de Jujuy, cuando el gobierno provincial había por fin empezado a cumplir el compromiso de conformar una mesa de diálogo que gestione los reclamos de las organizaciones populares. Sin embargo, con el Poder Judicial nuevamente persiguiendo a los que reclaman y convertido en la herramienta de Gerardo Morales para el disciplinamiento social y político, las conversaciones se encuentran estancadas y se vislumbra un fuerte plan de lucha.

Jorge Angulo, uno de los referentes imputados y Coordinador del Consejo Llankaj Maki, desmiente la acusaciones y explica: “Nosotros rechazamos absolutamente que hayamos violado las normas sanitarias o impedido la circulación pública. En la jornada del 15 de diciembre marchamos más de 7.000 personas a la casa de gobierno y en ningún momento hicimos cortes totales y siempre cumplimos con el distanciamiento físico». El dirigente acusa claramente a Morales de manipular al poder judicial y afirma que en vez de respuestas intenta el amedrentamiento ya que «Las reuniones con los funcionarios provinciales se vienen poniendo tensas por nuestras demandas: Además del reclamo de 10.000 puestos de trabajo y el reconocimiento de los comedores y merenderos, estamos planteando muy fuerte la necesidad de implementar proyectos que hagan viable el acceso a la tierra, tanto para producir como para construir viviendas para los hermanos y hermanas. El tema de la tierra, sea rural o sea urbana, genera reacciones muy violentas”, concluyó el referente de los pueblos originarios.

En tanto definen futuras acciones, las organizaciones populares hicieron circular un comunicado exigiendo: El fin de la criminalización de la protesta; el cese inmediato de la persecución a las organizaciones y a sus dirigentes; el restablecimiento de la división de poderes en Jujuy y la inmediata finalización de los desalojos a las comunidades indígenas preexistentes.

Las organizaciones de los pueblos originarios y sociales criminalizadas, junto a un conjunto de personalidades y defensores de derechos humanos, convocaron a conferencia de prensa para el miércoles a las 10 horas en Plaza Belgrano, en el centro de San Salvador de Jujuy, en dónde harán pública la denuncia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Maximum one link per comment. Do not use BBCode.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.